Inflación, cuadernos y recesión: economía en jaque y faltazo de los empresarios en IDEA

El Canciller - Comentarios

El 54° Coloquio de IDEA comenzó este miércoles en Mar del Plata con la participación de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y escasa presencia de empresarios de primera 
línea.

En representación del gobierno nacional estuvo en el cóctel de bienvenida el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que mañana participará del encuentro como expositor. El funcionario acaparó la atención y se mostró muy cómodo entre los amistosos saludos de los empresarios. También se lo vio en una charla con el consultor César Litvin, otro de los asistentes del encuentro.

A Mar del Plata también llegaron los diputados nacionales Pablo Tonelli y Guillermo Montenegro, que se mezclaron con los empresarios entre canapés y vino. Tonelli es uno de los abonados al Coloquio y no se lo pierde desde hace varios años.

Entre las conversaciones de la noche, el legislador incluyó como tópico la candidatura del presidente Mauricio Macri en 2019. “Todavía falta sentar las bases de un sistema económico sólido, un sistema económico previsible, eso es lo que está haciendo el Presidente, por eso yo creo que sería bueno que reelija el año que viene y tenga la posibilidad de completar esa tarea”, explicó Tonelli.

Sorprendió no ver en el cóctel de bienvenida a los principales referentes del sector empresario, muchos de ellos afectados por la cancelación de los vuelos provenientes de Buenos Aires por la neblina.

Los que llegaron este miércoles a la inauguración lo hicieron en auto y se esperaba que quienes no lo lograron por el clima arribaran mañana, tras la reprogramación de los viajes. Por ejemplo, el gerente general de Microsoft, Diego Bekerman, abordó uno de los dos vuelos que llegaron a Mar del Plata pero por la niebla no pudieron aterrizar y debieron volver a capital.

Si bien se espera que a medida que avance el Coloquio -termina el viernes- los empresarios dejen en claro sus expectativas económicas, en los primeros minutos el termómetro reflejó incertidumbre y dudas sobre el futuro. “¿Quién puede tener un panorama claro sobre la economía?”, se preguntó a modo de reflexión un ejecutivo de una importante compañía, algo que se repitió en otros referentes, tan solo algunas horas luego de que el Indec difundiera la inflación récord de la era Macri.

También se escucharon, aunque por lo bajo, algunas críticas al gobierno, pero con cautela. El clima empresario coincide, sin embargo, en mostrarse optimista de cara futuro, cuando pase la “tormenta”.

La causa de los Cuadernos de las Coimas en la obra pública se hizo presente desde el primer minuto: el presidente de IDEA y gerente general de Ledesma, Javier Goñi, abrió el evento con una referencia a los integrantes del sector que admitieron haber pagado sobornos. “El hecho de los cuadernos es hora de decir “basta” y que aquellos que cometan delitos, afronten las consecuencias”, señaló el empresario.

Vidal fue la encargada de abrir y participó de una charla formal en el salón principal, donde se sirvió la cena. La gobernadora de la provincia de Buenos Aires llamó a los empresarios a “ayudar” a las Pymes y a “sostener el empleo”.

Sin embargo, desató risas y aplausos entre los presentes al contestar una pregunta sobre qué diferencias había entre la mujer que asumió en diciembre de 2015 y la de 2018. “¿Qué cambió? bueno, estoy soltera”, ironizó la mandataria provincial, un comentario que fue festejado por el público.

El menú que acompañó la charla con la gobernadora incluyó como plato principal un lomo laqueado sobre humus al oliva virgen y papas oca salteadas en mantecatura de tomates secos. El postre fue bavaroise fresco de chocolate blanco y coco, sobre húmedo de maracuyá.