Industria y medioambiente: qué hay detrás de las primeras universidades del Albertismo

Se enmarcan en la agenda post pandemia del gobierno. "Vamos a defender la educación pública", machacó Fernández desde el inicio de su campaña. El plan está en marcha.
El Canciller - Comentarios
@Bautista Espero q el plan no se...

Hace tres semanas se anunció en el Delta y el último viernes en Pilar. El gobierno nacional, liderado por Nicolás Trotta y Sergio Massa, acelera para construir nuevas universidades nacionales en la provincia de Buenos Aires. El objetivo es crear centros de estudios públicos, gratuitos y de calidad en municipios acéfalos para achicar la brecha de desigualdad social y conectarlos con el perfil industrial de esas localidades.

La decisión, según explicaron desde el Ministerio de Educación nacional, es íntegramente estratégica. “Buscamos que la gente no se tenga que trasladar todos los días desde su ciudad para estudiar. Estos lugares lo necesitan, son territorios demográficos muy extensos. Siempre que haya una universidad cerca favorece la inscripción y la cursada”, apuntaron.

La región norte de la Provincia carece de institutos de educación superior. Si se traza un mapa desde el peaje de Tigre en la Autopista Panamericana hasta la ciudad de Rosario, la oferta es muy escasa, tanto en entidades públicas como privadas. La casa de estudios del Delta, que tendrá tres edificios en los distritos de Tigre, San Fernando y Escobar, ofrecerá contenidos vinculados al contexto productivo de la zona.

Conjunción entre el estudio y el trabajo

Hará énfasis en siete orientaciones: medioambiente, biotecnología, seguridad informática, turismo, industria naval y ecosustentabilidad. Además de carreras de grado, se dictarán estudios de posgrado y contendrá áreas de extensión universitaria e investigación. Tendrá un fuerte arraigo con la población de las islas, a quienes les cuesta el doble realizar la travesía diaria hacia CABA.

Axel Kicillof y Ariel Sujarchuk Foto NA.

“De por sí, es un segmento poblacional que tiene un acceso al continente más restringido, y los contenidos que se dan en las universidades tradicionales no siempre tienen que ver con los que necesitan los ciudadanos del Delta. Es decir, temáticas que aborden la cultura propia de los isleños, su idiosincrasia y su topografía. Por eso, hará hincapié en el ambiente, en la fauna y la agricultura familiar”, detalla ante El Canciller el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk.

¿Por qué el foco en el medioambiente? El Delta, con variedad de pantanos e islas, encierra una biodiversidad única en todo el distrito bonaerense. “Estamos convencidos de que hay que generar una política de preservación, con una transferencia del conocimiento desde el ámbito académico a la sociedad. Necesitamos unir el aprendizaje con la producción. Tenemos muchos floricultores y horticultores, también parques industriales. Precisamos de técnicos en esas materias, también en informática y tecnología”, agrega.

Ley en 2020, ¿inauguración en 2021?

El proyecto de ley para crear la primera Universidad bajo el mandato de Alberto Fernández lo presentará la diputada provincial Laura Russo -esposa de Sujarchuk- en las próximas semanas. Desde el Frente de Todos descuentan que la iniciativa se convalidará sin escollos, dado que cuentan con un amplio apoyo de todas las bancadas. Las proyecciones oficiales indican que debutará con más de 50.000 alumnos, y aspira a matricular más de 200.000.

En un 80%, el proyecto se aprobará en 2020. Hay vocación de que se lleve adelante, no entiendo quién se puede oponer a una propuesta de esta magnitud. La Universidad estará operativa un año después de sancionada la ley”, indica Sujarchuk. El horizonte es 2021.

Pilar, segundo eslabón

El municipio del norte del GBA cuenta con el parque industrial más grande del país. Sin embargo, todas las casas de estudio de la zona son privadas. Por eso, fuentes de la intendencia de Federico Achával sostienen que es vital conectar el proyecto educativo público con la creación de trabajo fabril, que constituye el motor de la economía local.

Federico Achával.

“La idea es poder combatir la desigualdad después de tantos años. Tenemos el espíritu de que sea una Universidad que nivele y que los alumnos no se tengan que tomar un micro o un tren para ir a Capital a estudiar una carrera gratuita. Lo otro que pretendemos es la calidad, que se pueda comparar a la UBA, con licenciaturas y tecnicaturas”, explicaron.

“A esa madre que sale a la madrugada para ir a trabajar y vuelve al final del día, que sólo piensa en el futuro de sus hijos y en verlos progresar, le decimos que sus hijos tendrán en un futuro cercano la posibilidad de cumplir esos sueños acá. Eso es igualdad de oportunidades”, expresó Achával en el lanzamiento.

Industria, tecnología y desarrollo humano

En su bosquejo, las autoridades de Pilar proyectan crear tres institutos. Uno de desarrollo productivo, que incluirá las carreras de grado en Ingeniería industrial, Ingeniería en ciencia y tecnología de los alimentos, Ingeniería química e Ingeniería electromecánica.

El centro de desarrollo tecnológico ofrecerá Ingeniería en telecomunicaciones, Ingeniería en robótica y mecatrónica y la Licenciatura en biotecnología. Por último, el instituto de desarrollo humano ofrecerá Licenciaturas en kinesiología y fisiatría; producción de bioimágenes; y enfermería.

“El Estado asume el desafío de construir la igualdad social en el marco de este contexto tan difícil. Estamos afrontando el desafío de redefinir el futuro. Para eso, invertimos en educación y ciencia y tecnología. Soñar con una universidad, en este momento tan complejo, es lo que nos hace distintos“, celebró Trotta al lanzar el proyecto.