Indec: los cinco datos claves del nuevo informe (con el 35% de los argentinos pobres)

En un año hubo 3.250.000 nuevos pobres en los centros urbanos. Si se incluye a la población rural, la cifra se incrementaría 1.400.000 personas más.
El Canciller - Comentarios

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicó los nuevos índices de pobreza e indigencia para el primer semestre del año: según las cifras el 35,4% de los argentinos no supera la línea de pobreza. Además, el organismo indicó que la indigencia alcanzó el 7,7% de los habitantes en el país.

En un año hubo 3.250.000 nuevos pobres en los centros urbanos. Si se incluye a la población rural, la cifra se incrementaría un 1.400.000 personas más. En otras palabras, se calcula que hay 15.800.000 argentinos pobres. Es el mayor número de pobreza en los últimos 17 años, cuando el Indec había registrado que uno de cada dos argentinos eran pobres, luego de la crisis del 2001.

En la segunda marcha del SiSePuede, Macri se refirió al incremento de la pobreza, al indicar que “hay que terminar con la pobreza en un país como el nuestro con tantos problemas estructurales por resolver, y eso requiere consensos, ningún gobierno lo va a lograr por sí solo”, declaró el presidente.

Los cinco datos más importantes del informe semestral

  • En sólo 12 meses, la pobreza subió un 7,5 por ciento. El primer semestre del 2018, el porcentaje de argentinos que no superan la línea de la pobreza era del 27,3. Cabe recordar que la medición se dio en plena devaluación. Un año después, el porcentaje de pobres superó la barrera del 35 por ciento. La pobreza llegó a su valor más alto en los últimos 17 años.
  • Tal como contó este medio parte de este incremento se debió a la aceleración inflacionaria sobre los ingresos de los hogares: en la región metropolitana, por ejemplo, la canasta básica tenía un costo, en enero, de 8.557,58 pesos. En junio, en cambio, la sumatoria de productos llegó hasta 10.080,39 pesos. Es decir, una suba de -al menos- 15% en el precio de los alimentos.
  • El muestreo del Indec abarca 31 conglomerados urbanos de todo el país, lo que representa cerca del 62% de la población total. Así, el organismo estadístico difundió que uno 10 millones de personas son pobres y 2,1 millones son indigentes. Pero al extender el alcance de esos indicadores al total de habitantes de la Argentina, se desprende entonces que hay en total unos 15,8 millones de personas bajo la línea de la pobreza y casi 3,5 millones que no llegan a cubrir el costo de la canasta de alimentos.
  • Los niños son los mayores afectados por este índice: en el 1° semestre de 2019, la pobreza fue de 52,6% entre los menores de 15 años; de 42,3% en las personas de 15 a 29; de 30,4% en las de 30 a 64; y de 10,4% en las mayores de 65.
  • En el 1° semestre de 2019, la región con mayor incidencia de la pobreza fue el Noreste (42,4%), que incluye a las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa. Lo siguió la zona del Noroeste -que integran Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Salta, Catamarca y La Rioja- con el 39,9% y Cuyo, con el 35 por ciento. Buenos Aires se coloca por debajo del índice nacional (34,8%) y la Patagonia es la menor incidencia de pobreza, con el 28,5%.