Incomoda el Papa al Gobierno: se saca una foto con Estela y recibe a un despedido del INTI

El Canciller - Comentarios

“Cuando Francisco me vio, inmediatamente se acordó de nosotros, que venimos trabajando desde las organizaciones antitrata para terminar con el trabajo esclavo y nos invitó a que nos acercáramos llamándonos cariñosamente los ‘troscos’ de Dios para brindarnos su apoyo en este momento que estamos pasando”´, relató Néstor Escudero, delegado del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en pleno conflicto con el Gobierno por los más de 250 despidos y reestructuración del organismo. No fue la única visita con fuerte contenido simbólico que tuvo el sumo pontífice: le abrió la puerta este mediodía a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

La jugada del Papa Francisco a dos bandas impacta de lleno contra el Gobierno. No solamente le da entidad al reclamo de los trabajadores despedidos, sino que les “brindó su apoyo”. Escudero participó participó en Roma de un encuentro de la Red Libera, que nuclea a más de 1.600 organizaciones antimafia de Italia.

Hay un detalle: antes del intercambio con el líder de la Iglesia Católica, el delegado del INTI se reunió con Marcelo Sánchez Sorondo, nexo del Vaticano con la política vernácula argentina. De hecho, el año pasado estuvo con el triunvirato de la CGT en actos de impronta opositora.

Carlotto

A la salida de la reunión con Francisco, Carlotto sostuvo que tuvieron una charla “muy amena” y que intercambiaron opiniones sobre la cooperación de la Iglesia en la tarea de la búsqueda de datos sobre nietos y desaparecidos. “Está preocupado por la Argentina”, señaló.

La líder de Abuelas no se reunía con Francisco desde hacía tres años, cuando se encontraron en noviembre del 2014. Aquella reunión estuvo marcada a fuego por la presencia de Ignacio Carlotto Montoya, nieto de la referente de DDHH.