Idea de Macri y ejecución de Alberto: el ajuste del Gobierno a los clubes

La AFIP oficializó el recorte de beneficios impositivos a las instituciones deportivas. AFA se reunió con gente del organismo recaudador este jueves y define por estas horas los pasos a seguir.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Vientos de austeridad vienen...

La noticia cayó como una bomba en la Asociación del Fútbol Argentino y la respuesta al Gobierno nacional fue inmediata. A través de la AFIP, Alberto Fernández ratificó esta semana el ajuste a los clubes que pergeñó Mauricio Macri y pone en vilo a sus economías. Se trata de la reglamentación de los cambios impuestos por Cambiemos en el Decreto 1212, que en su génesis establece un régimen de beneficios en el aporte de los clubes para la seguridad social. Con celeridad, Claudio Chiqui Tapia reclamó ante el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Todo comenzó en abril de 2019. En aquel entonces, el Presidente decidió recortar beneficios a las entidades deportivas. Elevó la alícuota que abonan los clubes sobre venta de entradas, transferencias de jugadores y derechos de televisación del 6,5% al 7,25% y perjudicó, en particular, a los que albergan institutos educativos, que eran favorecidos al no pagar la retención de tributos.

El problema para los clubes que también tienen colegios radica en que los aportes antes los absorbía el Ejecutivo, debido a la función social que cumplen a diario. ¿En qué proporciones los afectará? Para River Plate, se traducirá en una erogación adicional que se acerca a los $100 millones anuales. Otras entidades de Primera División que están en vilo por la resolución son Vélez, Independiente, Banfield, Lanús y Unión.

Mercedes Marcó Del Pont.

Otra de las modificaciones del decreto que afecta a las instituciones es que amplía la base de recaudación del Estado nacional e incluye a la AFA y la Superliga. Sponsors y venta de entradas (ya sea para partidos oficiales o amistosos) de la Selección Argentina también serán alcanzados por la retención, así como los patrocinios comerciales de la Superliga. Será un 7,25% mensual extra que se les irá a las entidades rectoras del fútbol argentino (y, por decantación, a los clubes) en beneficio del Gobierno. Las pérdidas totales se estiman en más de $500 millones.

“Por supuesto que la reglamentación reciente de la reforma del Decreto 1212 nos preocupa y mucho. Como ya se han manifestado tanto la AFA como los clubes, el impacto económico-financiero va a ser muy grande para la institución, sobre todo para los clubes como el nuestro, donde tenemos muchos empleados dedicados a la parte social y a actividades amateurs, a mantener una enorme infraestructura y hasta a un colegio, desde jardín de infantes hasta la secundaria”, puntualizó la presidenta de Banfield, Lucía Barbuto, en diálogo con El Canciller.

“De todas formas confío en que las nuevas charlas con el Gobierno van a llegar a buen fin y se va a lograr algo lógico para todos”, agregó.

Lucía Barbuto.

El beneficio fue promulgado en 2003 por la presidencia de Eduardo Duhalde y hasta entonces se mantenía vigente. En la antesala de la campaña presidencial, Macri decidió posponer la entrada en vigencia de la disposición hasta el 1 de enero, lo que les trajo alivio a las instituciones. Incluso, desde la Jefatura de Gabinete aprobaron en diciembre una nueva prórroga por un lapso de 90 días. Pero este martes, a través del Boletín Oficial, Mercedes Marcó Del Pont echó todo por tierra, apretó el acelerador y confirmó todo el plan ideado por el líder del PRO.

En la carta remitida a la Presidencia de la Nación, Chiqui Tapia pidió la “urgente derogación del decreto 231/19, o que se prorrogue su entrada en vigencia hasta tanto se estudie y se ponga en vigencia una norma que respete las supervivencia de las entidades que componen AFA”. La misiva dirigida a Massa se debe a que ya existe en la Cámara baja un proyecto para derogar la norma.

Claudio Tapia y Alberto Fernández.

Este jueves, el Comité Ejecutivo de la AFA se reunió para definir los pasos a seguir, luego de que algunos dirigentes mantuvieran un encuentro con representantes de la AFIP. La postura es alinearse los 24 clubes en una misma dirección.

En diálogo con DirecTV Sports, el presidente de Vélez, Sergio Rapisarda, puso el grito en el cielo y apuntó contra la Casa Rosada. “Me cuesta entender cómo un gobierno popular toma una medida anti popular como ratificar el decreto 1212. Es una barbaridad. Estamos alarmados. Y el gobierno anterior nos había apretado con el tema de las SAD”, lanzó.

Te recomendamos leer

En abril pasado, el anuncio de Macri había sido interpretado por los dirigentes como un avance del primer mandatario para implementar las Sociedades Anónimas Deportivas -SAD- en el fútbol argentino. A fines de 2018, cuando la AFA había pautado un llamado a una Asamblea Extraordinaria con el objetivo de reformar el reglamento y permitirle a los clubes optar entre ser sociedades sin fines de lucro o abrir sus puertas a los capitales extranjeros, la mayoría de las instituciones se opuso a la iniciativa.

Directivos de San Lorenzo, Racing, Lanús y Vélez expresaron públicamente el rechazo de plano a su desembarco, así como Boca Juniors, Talleres de Córdoba -virtualmente administrado por capitales mexicanos, mediante su presidente Andrés Fassi- y Defensa y Justicia lo vieron con buenos ojos.

Por aquellos días, River, hoy uno de los mayores perjudicados por la resolución gubernamental, sacó un comunicado taxativo en alusión a las SAD. “Un balance en cero es un buen balance para una entidad sin fines de lucro: significa que ha administrado bien sus ingresos-egresos y ha distribuido su superávit en beneficios y servicios a los socios. Un balance en cero es un mal balance para una entidad lucrativa, porque significa que no ha ganado dinero, que es el último fin de sus socios accionistas”, expresó.