Huele sangre: reaparece Melconian y apunta a Sturzenegger para volver a la mesa chica

El Canciller - Comentarios

Carlos Melconian tiene muchos años en la espalda de política. Críticas, elogios y momentos para aparecer a jugar están a la orden del día. En un clima de incertidumbre en el equipo económico, con un Federico Sturzenegger que está relegado de las decisiones clave, el ex titular del Banco Nación salió a hacer su propio partido.

A un año de su alejamiento del BN, Melconian asegura en una entrevista con La Nación: “Soy un soldado incondicional del Presidente desde 2005, sin doble discurso, que discute con vehemencia. Supongo que con el equipo de Jefatura de Gabinete teníamos visiones diferentes. Es vox populi que el banco en el último año ha sido un proveedor de fondos para el financiamiento del Estado”.

Cuando me preguntaban qué quería ser, siempre dije que ministro. De la misma manera, si me llama el Presidente, siempre estoy”

En este sentido, aunque reconoce un pequeño distanciamiento, levantó la mano para postularse a algún Ministerio: “No me he ido peleado con nadie. Hoy me toca estar afuera. Hay dos cosas que no oculté nunca: cuando me preguntaban qué quería ser, siempre dije que ministro. De la misma manera, si me llama el Presidente, yo siempre estoy”.

Son reconocidas sus diferencias con Sturzenegger, titular del Banco Central, y Nico Caputo, actual secretario de Finanzas, empresario y amigo del Presidente. Aunque no quiso dar nombres, lanzó con munición pesada: “Tenemos infiltrados seudoprogresistas en el Gobierno”.

Sin cargo, pero con charlas frecuentes con el Presidente, entonces, el pollo de Carlos Menem le abre la puerta a un posible regreso a las grandes ligas. Le dio un mensaje a Macri públicamente, alertó sobre personas cercanas a la Casa Rosada que juegan en contra y ya se candidateó para formar parte del Gabinete.