Hotesur, Los Sauces y el pacto con Irán: el peor año de Cristina

El Canciller - Comentarios

Cristina Fernández de Kirchner tendría que haber imaginado que 2017 iba a estar marcado jurídicamente. Empezó con la apertura de la denuncia que había hecho Alberto Nisman y termina con un pedido de desafuero en esa causa y diversas complicaciones judiciales y políticas. 2018 no podría ser peor, ¿o si?

Memorandum con Irán

La más cuestionada. Pasó por varios jueces y, tras una movida un tanto peculiar, recaló en el juzgado de Claudio Bonadio, con quién Cfk mantiene un enfrentamiento desde hace varios años. El juez la llamó a indagatoria y la procesó. Hasta ahí, no sería novedoso pero ordenó también su desafuero y detención.

La Cámara Federal convalidó la actuación de Bonadio (excepto en el delito de traición a la patria) y confirmó el procesamiento por encubrimiento y abuso de autoridad. Rápidamente, el juez empezó con las pasos necesarios para mandar la causa a juicio.

Al filo de la feria judicial, Cristina pidió su apartamiento. La estrategia no es muy contundente y en Tribunales ya se juegan a que la causa esté en un Tribunal Oral Federal a principios de 2018. Los jueces, mientras tanto, cruzan los dedos para que no les toque esa causa.

Los Sauces

Estaba a cargo de Claudio Bonadio a comienzos de este año. Él fue quién llamó a indagatoria a la ex mandataria y a sus hijos, en marzo. En abril, la procesó por asociación ilícita y lavado de dinero y le pasó la causa a Julián Ercolini, ya que bajo su poder están el direccionamiento de obra pública y Hotesur, prima hermana de Los Sauces.

En diciembre, la Cámara Federal confirmó casi todas las decisiones de Bonadio y ahora Ercolini la tiene bajo su poder para pulir algunos detalles de cara a un posible elevación a juicio, ya para 2018.

Hotesur

Nacidas bajo la misma matriz, Hotesur y Los Sauces comparten una trama delicitiva relacionados al supuesto retorno de plata a través de las sociedades de la familia Kirchner y sus vínculos con empresarios como Lázaro Baéz y Cristobal López (ambos presos).

En noviembre, CFK tuvo que ir hasta Retiro y en menos de 30 minutos liquidó su indagatoria. En un escrito, dejó asentado que no confía en la justicia. La decisión del procesamiento ahora la tiene el juez Ercolini, que también tiene que definir el estado procesal de Máximo y Florencia.

Direccionamiento de obra pública

Otro expediente más que tiene Ercolini, sin dudas uno de los más visitados por kirchneristas en 2017. La causa está avanzada y en Comodoro Py aseguran que tiene destino de juicio oral en 2018.

Según el procesamiento, Cristina junto con otros funcionarios montó un circuito de contrataciones irregulares que permitió que Lázaro Baéz resulte beneficiado con la concesión de obra pública en Santa Cruz.

El 18 de diciembre, el fiscal Gerardo Pollicita pidió que la ex presidenta vaya a juicio por “asociación ilícita”. Están involucrados también Julio de Vido, José López y Carlos Santiago Kirchner, primo de Néstor, que fue detenido por entorpecer la investigación.

Dólar Futuro

La más avanzada de todas y, a su vez, la que menos complejidad parece tener. En Comodoro Py, lo tiraban a menos pero sólo le falta fecha de juicio para empezar. El Tribunal Oral Federal Nº1 tiene la causa desde mediados de 2017 y tanto la fiscalía como las defensas ya aportaron sus listas de pruebas.