“Hacer lo fácil mal o lo difícil bien”: exige Macri un cambio cultural y pide mirar más allá de la crisis

El Canciller - Comentarios

Mauricio Macri volvió a tomar el libreto de Jaime Durán Barba para dirigirse a la sociedad. A través de un hilo en Twitter, el primer mandatario reforzó la polarización con Cristina Fernández de Kirchner, a la que acusó de dejar un país con millones de personas que no disponen de cloacas, en tanto la volvió a comparar con Nicolás Maduro.

Apegado a la estrategia que desplegará en la campaña electoral, que dista de la “unión de los argentinos” que propuso en 2015, el presidente apuesta a confrontar al máximo contra su máxima contrincante, quien pese a no definir su candidatura, entrega definiciones mediante un libro y crece en las encuestas por la aguda crisis económica.

En los hechos, esa polarización extrema tuvo el efecto contrario: según una reciente encuesta de Isonomía, que encendió las alarmas en la Casa Rosada, la expresidenta ganaría la segunda vuelta contra Macri por 9 puntos. Sin embargo, el líder del PRO, que en las últimas horas se comunicó personalmente con los referentes de Alternativa Federal para convencerlos de acordar respecto a 10 políticas de Estado, persiste en la línea de su discurso.

“Es fácil pintar la fachada de un edificio para inaugurarlo usando la Cadena Nacional y dejarlo todo podrido por adentro. Es fácil, lo vimos durante años y vivimos hasta ahora sus consecuencias. ¿Qué quedó de hacer las cosas así? Un país con millones de personas que no tienen ni cloacas”, argumentó.

Como contrapunto, ejemplificó a la obra del viaducto Mitre como la manera de “hacer bien lo difícil”. Luego de reconocer que la construcción del viaducto significó una pesadilla diaria para todos los vecinos de los barrios implicados -Palermo, Belgrano, Núñez-, puntualizó en que “en pocos meses, ninguno recordará las peripecias que vivió. La gente viajará más rápido y las dificultades que atravesaron serán olvidadas”.