Hace punta Mariu en el Sheraton de Mar del Plata

El establishment se junta por tres días consecutivos para discutir el país que quiere. La "Patria Empresaria” espera que el Gobierno acelere con las reformas.
El Canciller - Comentarios

El año pasado el aplauso fue un desahogo, con algunos llantos. Este año, tiene más convicción, aunque también hay pedidos de fondo. El 53° Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que se desarrolla en el Hotel Sheraton, contó con la presencia estelar de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien llevó la campaña al reducto anual -por excelencia- del establishment vernáculo. Fiel a su estilo soft, fue entrevistada por Rosario Altgelt, gerente general de Latam. Ahondó sobre su lucha contra las “mafias enquistadas”, y les brindó su perspectiva sobre sus sueños de “transformar a la Provincia y desempolvó el libreto de la “pesada herencia”. El auditorio aplaudió sin cesar. Palabra clave: gradualismo.

El feedback fue mutuo con la entrevistadora. Y los pedidos también: la gobernadora no dudó en pedirles elípticamente a los empresarios que “inviertan más”; ahí el aplauso menguó un poco.  Sobre el escenario, en una especie de living intimista, pero a la vista de todos, la gerenta de Latam no dudó en admitir que “cuesta escucharla y no emocionarse”, en referencia a una perlita “emotiva” de Vidal: “Los bonaerenses estaban muy solos, me adoptaron y yo los adopté”, sostuvo. El acceso al evento para las empresas socias fue de $40.000 y para las que no lo son, de $65.000. Ambas variables incluyen el alojamiento de tres días en la ciudad balnearia.

“Los bonaerenses estaban muy solos, me adoptaron y yo los adopté”, dijo Vidal

La pesca de inversiones no quedó al margen. La gobernadora habló de 12 millones de pobres y les pidió a los hombres de negocios no perderse una oportunidad “única”. Las voces empresarias también se hicieron oír: un clásico asistente del coloquio, el CEO de FIAT Argentina, Cristiano Rattazzi, pidió que, cualquiera sea el tiempo que lleve, hay que hacer una reforma impositiva, hay que comenzarla”, puntualizó.
Dos perlitas de la jornada: 1) el sindicalista Antonio Caló, acompañado de José Luis Lingeri, Julio Piumato y a Carlos Schmid, sostuvo que el sindicalismo “acompaña al Gobierno”. 2) Uno de los main sponsors del evento fue el diario Página 12, propiedad del Grupo Octubre que conduce el sindicalista Víctor Santamaría, un nombre cantado en la supuesta “lista negra” del presidente ¿Coincidencia?