Golpea la crisis la mesa chica de Cambiemos y tambalean Quintana y Lopetegui

El Canciller - Comentarios

Son pocos los que corren con la suerte de tener la silla asegurada en la Casa Rosada. Ni lo más pesados del Gabinete tienen su lugar asegurado mientras la economía sacude a la clase media con una inflación en alza y un dólar en pausa, pero con sobresaltos semana tras semana.

En este sentido, el Círculo Rojo colabora con los rumores que circulan en los pasillos de Balcarce 50. En este sentido, el periodista Marcelo Bonelli lanzó sus supuestas próximas víctimas de la estructura de Cambiemos: Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

“En medio de dudas y rumores diversos sobre los futuros pasos de la Casa Rosada, allí se instaló la impresión de que vienen más cambios en el Gobierno”, explicó Bonelli sobre eventuales cambios en los próximos días en la mesa chica del Gobierno nacional.

¿Qué responsabilidades le atribuyen al dúo que está en las sombras del Presidente? La inestabilidad y las recetas que no funcionaron a lo largo de todo el año para intentar controlar el dólar. Es decir, la imposibilidad para lograr evitar una crisis cambiaria que sacudió todos los planes de tranquilidad del gobierno en el 2018.

El principal objetivo por estos días es intentar acordar con los gobernadores y repartir el costo del ajuste de los 300 mil millones de pesos para dar una muestra de confianza al acuerdo con el FMI. Sin embargo, por lo bajo, Macri evalúa nuevos cambios antes de que comience el año electoral.

“se instaló la impresión de que vienen más cambios en el Gobierno”, dijo Bonelli

Según Bonelli, entonces, Lopetegui y Quintana podrían correr la misma suerte de los ministros que debieron abandonar sus puestos en un año agitado y sin respiro para Cambiemos. El rumor está instalado y ya se habla detrás de las puertas de la Casa Rosada. “No sabemos nada y no creemos que suceda”, reveló una alta fuente del gobierno a elCanciller.

Lo cierto por estas horas es que mientras el gobierno pretende avanzar con su acuerdo por el Presupuesto 2019, los ministros (hasta lo más pesados y cercanos a Macri) se juegan día tras día una suerte de prueba para garantizar su continuidad en el cargo.

En definitiva, mientras Macri revela su enojo con el Círculo Rojo- “un día piden ajuste y al día siguiente dicen que esto puede provocar la derrota en una elección”-, el establishment se preocupa por la gobernabilidad de la mesa chica de Cambiemos. ¿Será el turno de Lopetegui y Quintana?