Golpe a la corrida: con un dólar a $24,50, envía el Gobierno un mensaje alentador al mercado

El Canciller - Comentarios

Es quizás el primer día de las últimas semanas en que el Banco Central recibe buenas noticias. Los mercados, acostumbrados a golpear al BCRA con un dólar que parecía insostenible. Por primera vez en mucho tiempo, Federico Sturzenegger ve luz al final del túnel.

¿Por qué? En la jornada en que todos apuntan a la venta del vencimiento de las Lebacs para controlar la economía, el dólar dio un buen mensaje después de seis alzas consecutivas: cayó a $25,10. Un buen síntoma en medio de las turbulencias que provocaba la divisa norteamericana.

La estabilidad golpeó por primera vez las puertas del BCRA, que estaba inundada de murmullos y especulaciones sobre posibles cambios de las autoridades de la entidad monetaria. Pero ahora el panorama es un poco más alentador, aunque los economistas no descartan una nueva suba del dólar en los próximos días.

“Confiamos plenamente en el Banco Central para poder superar las turbulencias”, lanzó hoy el jefe de Gabinete, Marcos Peña, después de una reunión de Gabinete con el presidente Mauricio Macri a la cabeza. El mensaje hacía Sturzenegger es de apoyo, aunque el Círculo Rojo apunte hacía el titular del BCRA como el máximo responsable de la situación.

En este escenario, el Central replicó su jugada de ayer al ofrecer US$5000 millones a una cotización de $25, en una operación a través de la cual busca marcar un techo para la divisa. Aunque en este caso resultó efectiva, al menos al cierre de los mercados.

La entidad enfrenta un vencimiento de $617.000 millones de Lebac, en una operación que pondrá a prueba la confianza de los inversores en la moneda local.

El Gobierno está involucrado de lleno en su prioridad de recuperar la confianza de la sociedad, de los mercados y del mundo empresarial. Así atraviesa el peor mes desde que asumió Macri: con la idea de revivir las inversiones extranjeras y activar el motor de la economía. Hoy, después de días difíciles, el Central empieza a dar un mensaje alentador.

El mensaje de los economistas