Golpe a empresas basadas en Economía del Conocimiento: Gobierno suspende beneficios

La medida impactará en las actividades de firmas como Accenture, Mercado Libre, Globant, Deloitte, IBM, JP Morgan.
El Canciller - Comentarios

A través del Boletín Oficial, y con la firma del ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, el Gobierno suspendió sin plazo los beneficios impositivos para el sector de la Economía del Conocimiento (EdC) que fueron establecidos como ley en mayo 2019. Esto quitará los incentivos económicos al sector informático y empresas exportadoras de software y sistemas.

La resolución indica que se suspendan “los plazos para analizar y procesar las solicitudes de adhesión al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento presentadas hasta la fecha de emisión de la presente, hasta el momento en que sea dictada la normativa complementaria correspondiente”. La medida entrará en vigencia este martes e impactará en las actividades de firmas como Accenture, Mercado Libre, Globant, Deloitte, IBM, JP Morgan, entre otras 11.000 empresas que forman parte del sector.

Alberto NiNi México
Alberto Fernández en su visita a las oficinas de Globant en México.

De acuerdo con un estudio de Argecon, una entidad conformada por empresas de servicios basados en el conocimiento, antes de ser suspendido, el régimen de promoción generaría “un ingreso fiscal neto próximo a U$S1000 millones al cabo de los diez años de vigencia”. En este sentido, desde la entidad resumieron que por cada $100 de promoción fiscal el Estado recaudaría $175 en concepto de impuestos.

Te recomendamos leer

De hecho, el informe adelantaba que “el empleo asociado a actividades promovidas llegará a 336 mil puestos de trabajo, 144 mil más que en 2019, representando un crecimiento anual promedio de 5,7 %”. A su vez, consideraron que en 2030 un 80% del empleo relacionado a este tipo de actividades “se habría acogido al régimen de EdC”. Por ahora, el sector informático deberá esperar a que el Gobierno reglamente una nueva norma para sus actividades que debería comenzar a fin enero. Además, analizarán cuáles serán las actividades económicas van a recibir los beneficios recientemente suspendidos y a qué tipo de empresas le toca.

La medida va en sintonía con las críticas que el dirigente social Juan Grabois había hecho en su cruzada contra grandes empresas, como Mercado Libre. Tras conocerse la medida, Grabois celebró la decisión y sostuvo que “no podemos seguir subsidiando a las grandes corporaciones”.