Giro en la estrategia oficialista: Alberto en el centro y polarización con Macri

Luego del acto del 17 de octubre, el Frente de Todos cierra filas detrás del presidente y pone al exjefe de Estado como la principal cabeza de la oposición. El empoderamiento de los ministros y la escalada del blue.
El Canciller - Comentarios

“Es muy claro que hay dos líderes en la Argentina: Alberto Fernández y otro que encabeza la oposición, que es Macri”. Los dichos del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, forman parte de la nueva estrategia del oficialismo: poner al presidente en el centro de la agenda y polarizar con el expresidente Mauricio Macri, una figura hoy con altos niveles de imagen negativa y cuyas apariciones mediáticas reavivaron las internas dentro de Juntos por el Cambio.

En la misma línea que Katopodis ya habían hablado el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el diputado Máximo Kirchner. “Hoy Alberto está plenamente al mando de la situación”, aseguró el primero mientras que el segundo reafirmó que “Macri es el máximo líder de la oposición”.

Así, luego de distintas desavenencias dentro del Frente de Todos que dejaron de manifiesto diferencias dentro del oficialismo por diversos temas, el acto del 17 de octubre sirvió para cerrar filas detrás del presidente y ponerlo con Macri en el ring.

El presidente ya había ensayado esta estrategia en su última entrevista en C5N cuando se refirió directamente a Macri y aseguró: “La cuarentena nos permitió poner en pie un sistema de salud que vos destruiste”.

La polarización entre Alberto y el exjefe de Estado coloca en una posición incómoda a Horacio Rodríguez Larreta, quien se proyecta como candidato a presidente para 2023, y a los sectores “dialoguistas” de Juntos por el Cambio.

Estos últimos entienden que el discurso del actual titular de la Fundación FIFA cierra las puertas a una ampliación de la coalición hacia peronistas que no se sienten contenidos en el FdT, un elemento necesario para alcanzar una mayoría electoral contra el oficialismo en las próximas contiendas en las urnas.

La nueva estrategia del oficialismo puede dar frutos para una eventual disputa electoral el año que viene. No obstante, todavía debe contener la situación del dólar que mantiene al Ejecutivo en una situación de permanente desgaste y con rumores constantes de un recambio de gabinete, lo cual horada sus chances en las legislativas.

Ante ese escenario y luego de una primera semana sin los resultados esperados, Alberto respaldará el empoderamiento de Martín Guzmán al frente del gabinete económico.

En ese marco, además de la casi segura aprobación del Presupuesto 2021 en Diputados esta semana, el Palacio de Hacienda anunciará nuevos instrumentos este martes para absorber los pesos y “secar la plaza”. En concreto se apostará a un nuevo bono en pesos y “dólar linked” (atado al valor de la divisa norteamericana).