Geopolítica, religión y la deuda con el FMI: los 3 objetivos detrás del primer viaje de Alberto

El presidente irá primero a Israel por el 75° aniversario de la liberación de Auschwitz. El viaje por Roma marcará el primer encuentro entre el Papa y Fernández.
El Canciller - Comentarios

Alberto Fernández confirmó los destinos de su primer viaje internacional como presidente. Los dos lugares elegidos ocupan un terreno central en el mapa geopolítico: Israel y el Vaticano.

Este jueves, mediante un comunicado, Cancillería confirmó que la primera parada de la gira internacional será Israel, en el marco del 75° aniversario de la liberación de Auschwitz. La confirmación del viaje responde a la invitación de la embajadora de Israel en el país, Galit Ronen. El último presidente argentino en visitar ese país había sido Carlos Menem.

Te recomendamos leer

La oposición celebró el gesto de Fernández. “Felicitaciones al Presidente @alferdez por haber decidido representar a la Argentina en el homenaje a las víctimas del holocausto en Israel. Y al diputado @WolffWaldo por el pedido”, escribió el senador Federico Pinedo.

Pero, además, la visita a Israel se da en un contexto sensible de la relación entre ese país y Argentina. Es que seis días antes del viaje, se cumple un nuevo aniversario de la muerte del fiscal Alberto Nisman, quien además de llevar a cabo la investigación por la voladura de la AMIA, había denunciado a la vicepresidenta Cristina Kirchner -en ese entonces presidenta- por la firma del Memorándum con Irán.

En su denuncia, Nisman había denunciado por el delito de traición a la patria a Kirchner. Luego de ser desestimada por el juez (y candidato a Procurador) Daniel Rafecas, tanto la AMIA como la DAIA pidieron por la reapertura de la causa. La denuncia cayó en el despacho del juez claudio Bonadio, quien terminó procesando a la ahora vicepresidenta.

Si bien aún no fue confirmada la directiva que acompañará a Fernández, se cree que serán de la partida el canciller Felipe Solá y el embajador designado por el Frente de Todos para Israel, Sergio Urribarri.

Cabe destacar, también, que la llegada de Fernández a suelo israelita coincide con una nueva crisis en la región, luego de la disputa entre Irán y EE.UU. En ese sentido, el Presidente coincidirá en el homenaje con otros dos pesos pesados del tablero internacional: Vladimir Putin y Emmanuel Macrón, quienes también confirmaron su presencia al presidente de Israel, Reuven Rivlin.

Encuentro con Francisco

La elección del Vaticano también fue una causalidad. En el viaje a Roma, el Gobierno tiene pensado ocuparse de varios frentes.

Sin dudas que la foto con el papa Francisco será uno de los objetivos trazados por Fernández. El sumo Pontífice sigue rechazando una visita al país. Sin embargo, desde la asunción de Alberto, los gestos se multiplicaron: el Presidente le envío una carta de puño y letra; Francisco le respondió por mail; y los elogios fueron repartidos, según informó Clarín.

iglesia gobierno
El Papa Francisco y Fabiola Yañez. Foto NA.

Otro de los asuntos a resolver con la Santa Sede es la designación del embajador argentino. Es que en estas últimas horas se cayó el pliego de Luis Bellando para ser el representante argentino en el Vaticano. Según trascendió en varios medios, la candidatura era sostenida por un vocero fundamental para Fernández, Gustavo Beliz. Los motivos de la negativa no se aclararon. Sin embargo, hay un detalle que no se escapa: Bellando está divorciado y casado en segundas nupcias.

FMI

Fernández tampoco puede quitar del foco la deuda externa de Argentina. Y su gira internacional no estará ajena. Un par de días después de la visita al Papa, en el Vaticano se desarrollará el plenario “Nuevas fuentes de Fraternidad-Solidaridad”, promovido por Jorge Bergoglio.

Entre los oradores están confirmados el ministro de Economía Martín Guzmán y la directora del FMI, Kristalina Georgieva. El acuerdo por un reperfilamiento de la deuda quedará flotando en el aire. Se sospecha que también será de la partida el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz que participará del evento del Vaticano.

Te recomendamos leer

El “padrino” académico del propio Guzmán y el economista favorito de Cristina Kirchner también es cercano al Papa.