Ganancias: en qué barrios de la Ciudad se siente más el alivio

Las comunas del sur serán las más beneficiadas, en base a la histórica tendencia de diferencia con los vecinos del norte. El referente porteño del massismo adjudicó la diferencia a “un alivio fiscal para la clase media”.
El Canciller - Comentarios

De acuerdo con las estadísticas disponibles, son 157.583 porteños, entre trabajadores y jubilados, los que dejarán de pagar el impuesto a las ganancias con la ley que impulsa Sergio Massa por estos días en el congreso. La fórmula del tigrense propone subir el piso mínimo para ser alcanzado por el gravamen a 150.000 pesos de remuneración mensual.

En caso de aprobarse el proyecto, el 51,1% de los residentes en la capital que actualmente tributan el impuesto dejarían de hacerlo. Las perspectivas del proyecto para convertirse en ley son favorables: por un lado, generó poca resistencia en la oposición (hay que tener en cuenta que la eliminación total del impuesto fue una de las propuestas de campaña de Mauricio Macri, incumplida); por otro, la ciudad amaneció hace algunos días empapelada con la leyenda “Ahora ganancias: que sea ley”. Los afiches llevaban la firma del Frente de Todos porteño.

Una vez sancionada la ley, la comuna más beneficiada sería la N°8, que comprende Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo. Allí asciende a 70,8% el número de trabajadores y jubilados eximidos. Le siguen la N°4 (La Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya), con el 61,4%, y la comuna N°9, que incluye Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda, donde el 59,5% de los vecinos que solían tributar dejarán de hacerlo.

La diferencia entre las comunas más beneficiadas y aquellas en las que el número de contribuyentes oscilará menos puede explicarse por la histórica desigualdad entre el sur y el norte de la Ciudad: Palermo y Recoleta (comunas 14 y 2 respectivamente) son los barrios donde se registra el menor porcentaje de contribuyentes eximidos.

Juan José Tufaro, dirigente del Frente Renovador en Buenos Aires, recordó que para el espacio que conduce Massa no hay nada nuevo en esta propuesta: “Hace años que venimos planteando que el salario no es ganancia. Este proyecto de ley es una propuesta histórica que está a punto de aprobarse y representa un alivio enorme para los trabajadores y jubilados porteños, ya que 1 de cada 2 que hoy pagan el impuesto dejarán de hacerlo”. Además, destacó que el proyecto tiene una cláusula retroactiva: “Más de 157.000 vecinos recibirán la devolución de lo retenido de enero a marzo”.

Tufaro también alegó que el objetivo de la legislación es potenciar el mercado interno, puesto que los beneficiarios del proyecto destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo. Si bien, como todo proyecto actual de impulso a la circulación de dinero en la economía doméstica, se inscribe en el marco de la crisis de la pandemia, el dirigente insistió en que Sergio Massa propone la actualización de este impuesto desde el nacimiento del Frente Renovador.