Gabinete: Ginés González García, el confirmado de Alberto en Salud

El cirujano anticipó que una medida central del Ministerio será actualizar el protocolo para el aborto no punible.
El Canciller - Comentarios

6 de diciembre. Esa fecha fue la elegida por Alberto Fernández para cortar con el misterio y dar la lista completa del gabinete nacional que lo acompañará en el Ejecutivo nacional. Y si bien varios dirigentes del Frente de Todos ya son números puestos, ya hay un primer confirmado: Ginés González García volverá a Salud, que tendrá -de nuevo- el cargo ministerial.

La confirmación fue el martes, a la noche, en pleno homenaje de la Universidad de Buenos Aires al cirujano. Hasta allí viajó el ex jefe de Gabinete, quien fue uno de los oradores de la entrega del doctorado Honoris Causa para el graduado de la Universidad Nacional de Córdoba.

“Un día lo llamé a mi oficina y le dije: ‘Hice lo imposible para no tener que convocarte, pero te necesito Ginés, no yo, la Argentina que se ha vuelto a enfermar de sarampión, de varicela, que ha vuelto a recrudecer la tuberculosis‘”, expresó Fernández.

Y completó: “No hay tiempo para aprender Ginés, vení y hacete cargo que vos todo lo sabés‘”, dijo Fernández. Luego, casi a la medianoche, admitió que se le “había escapado” el nombre del dirigente peronista como futuro ministro de Salud.

Protocolo para el aborto no punible

Luego, fue el turno de González García. En declaraciones a Radio Continental, el médico anticipó una de las principales medidas que tomará como ministro: actualizar el protocolo para el aborto no punible. “Por supuesto voy a hacer el protocolo rápidamente. Es una guía de procedimiento para los trabajadores de la salud. Hicieron un mamarracho de discusión en el Gobierno respecto del protocolo”, dijo en relación a la renuncia de Rubinstein.

Además, González García se manifestó a favor de que “se apliquen las leyes vigentes” respecto a la “salud sexual y procreación responsable, insumos para evitar embarazos no deseados, educación sexual e Interrupción legal del embarazo”.

El énfasis por la mejora de la Salud Sexual y Reproductiva no es nueva para González García. En 2007, cuando cumplía la misma función que ocupará a partir del 11 de diciembre, el ministro había hecho énfasis en la implementación del protocolo de aborto no-punible, que provocó entonces un escándalo con la Iglesia.

La polémica se desató cuando el gobierno propuso distribuir en forma gratuita la píldora del día después en el sistema sanitario, como parte del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable que impulsaba el Ejecutivo. En ese entonces, sacerdotes advirtieron que se estaba “creando el clima para despenalizar el aborto”. En respuesta, Ginés los acusó a los obispos de “mentir” al asegurar que la píldora es abortiva, ya que a su entender está “científicamente comprobado que no lo es”.

El conflicto con la Iglesia terminó con su salida del Ministerio para dejarle el cargo a Graciela Ocaña, su sucesora al asumir Cristina Kirchner.

A pedido de Néstor Kirchner, se presentó como candidato a legislador porteño en la campaña de Daniel Filmus para la jefatura de Gobierno. Sin embargo, su destino fue a la embajada de Chile, lugar que ocupó hasta la llegada de Mauricio Macri al poder.

Otras medidas

González García se mostró entusiasmado con su regreso a la cartera de Salud. Cuestionó la gestión de Cambiemos, dijo que quiere rearmar “técnicamente” el Ministerio, y no descartó declarar la emergencia sanitaria.

“Yo pretendo devolverle al gobierno un Ministerio y la Nación, una política sanitaria. Quiero empezar a rearmar un sistema de salud que está complicado, con muchas dificultades de financiamiento”, dijo.

Y cerró: “En los primeros 100 días voy a tratar de que no colapse el sistema. Voy a tratar de ayudar a las provincias, a los municipios. Va a haber que hacer una emergencia fuerte en los primeros 100 días para después empezar con los cambios estructurales”.