Fuerte polémica por una película de Netflix que sexualiza niñas

Titulada Mignonnes en francés, la película dirigida por Maïmouna Doucouré pasó por el Festival de Cine de Sundance este año y llega a la plataforma el 9 de septiembre. El debate en las redes.
El Canciller - Comentarios

La sinopsis oficial de la plataforma dice así: Amy tiene once años y quiere pertenecer a un grupo de chicas de su edad que bailan sensualmente, entonces empieza a explorar la feminidad y a desafiar a su familia religiosa.

La película francesa se llama “Mignonnes” (“Cuties” es su traducción en inglés) lo que significa algo así como “Bonitas”. El título ya nos predispone mal y ni hablar del póster promocional en donde podemos ver a la nena protagonista junto a un grupo de niñas en distintas poses y vestimentas sensuales.

El film se llevó el premio del jurado en su paso por Sundance y se estrena en Netflix el próximo mes, motivo por el cual la polémica se agrandó y generó todo tipo de comentarios negativos de los usuarios en las redes sociales.

Cuties nos presenta la clásica premisa de transformación en donde el personaje no quiere formar parte del mundo de su familia conservadora y religiosa y necesita algo más. Fathia Youssouf, actriz que interpreta a Amy, encuentra en un grupo de chicas un estilo de vida diferente que las muestra descontracturas, divertidas y por sobre todas las cosas, bellas. Esto es lo único que necesita el personaje para formar parte del club de sus nuevas amigas al punto de alisar su cabello con una planchita para verse como ellas y hasta robar dinero de su casa para comprar ropa “sexy”.

En el adelanto, la directora busca empatizar con el personaje a través de mostrarnos el contraste y el clima conservador que se vive en su casa, en donde su madre le indica cómo debe vestirse para un evento determinado, y le dice que el demonio vive dentro de las mujeres desnudas.

Aunque la historia del personaje que busca un cambio en su vida ya la vimos mil veces y de todos los colores y formas posibles, el problema aparece cuando se revela la edad de su protagonista. Con once años de edad, Amy quiere formar parte de un team de chicas que bailan twerking.

El problema que encontramos en el adelanto es que el foco parecería estar orientado a este camino que la niña atraviesa para alejarse de su familia y en su deseo por poder formar parte de un grupo de pertenencia popular.

En ningún momento se sugiere lo que existe detrás de su búsqueda por encontrar la sensualidad en la niñez. O al menos eso no es lo que nos plantea el trailer, la sinopsis y su afiche.

Por su parte, Netflix España trató de poner paños fríos sobre el asunto y salió a decir que la imagen y la descripción de la plataforma no representan lo que la película muestra en realidad.

Sobre la Directora

El film está dirigido por Maïmouna Doucouré en su debut como directora, y la cineasta tuvo que cerrar su cuenta de twitter por la ola de indignación que generó. Hasta hubo una petición de Change.org para pedir la retirada de la película de la plataforma de Netflix bajo la siguiente postura:

“Esta película sexualiza a niñas de 11 años para el placer visual de pedófilos e influye negativamente en nuestros hijos. No hay necesidad de este tipo de contenido, en especial cuando el tráfico sexual y la pedofilia siguen ahí afuera. Es contenido peligroso”.

A propósito de esto, la dire francesa salió a defenderse y dijo que el objetivo del film tiene que ver con la reflexión frente a este tipo de cuestiones:

“Un día me crucé con un grupo de chicas que estaban bailando sobre un escenario de una manera sensual y ropa demasiado reveladora. Quedé sorprendida y me pregunté si eran conscientes de la imagen de disponibilidad sexual que proyectaban. En la audiencia también había madres más tradicionales, algunas de ellas con velo: fue un verdadero choque cultural. Me quedé atónita y pensé en mi propia infancia.

Este es un retrato de una niña de 11 años sumergida en un mundo que le imponen ciertas normas. Era muy importante no juzgar a estas niñas, pero sobre todo entenderlas, escucharlas, darles voz, tener en cuenta la complejidad de lo que están viviendo en la sociedad, y todo eso en paralelo a su infancia que siempre está ahí, su imaginario, su inocencia”.

Puede que el afiche y el adelanto no revelen la verdadera historia detrás de todo esto, pero en ese primer vistazo no podemos ver nada de lo que sugiere la cineasta, sino una mirada superficial y confusa que subraya un mensaje nefasto sobre la búsqueda de la feminidad en la niñez. Acá pueden ver el trailer de “Cuties”.