Frena el Gobierno las obras con Participación Público-Privada y consigue Marcos un “triunfo” en la interna

El Canciller - Comentarios

El freno repentino de los proyectos de infraestructura que se realizan bajo el sistema de Participación Público Privada (PPP), la gran esperanza del Gobierno para mantener viva la obra pública en un contexto de ajuste y recesión, generó un cimbronazo en el Círculo Rojo. El temor del oficialismo a que fracasen las inversiones por los últimos indicadores que ubican al riesgo país en 787 puntos, sumado a las esquirlas de la causa de los cuadernos, llevaron al Ejecutivo a tomar la decisión de suspender, por el momento, las obras con esa modalidad.

El mismo día en el que se presentaba la obra bajo la modalidad PPP de Portezuelo del Viento ubicada en Mendoza, se tomó la decisión de cortar con este tipo de financiamiento y de anunciar que la Nación se hará cargo de la inversión. Al propio gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo, lo tomó por sorpresa, aunque expresó que no le inspiraban confianza las PPP.

Al propio gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo lo tomó por sorpresa la decisión aunque expresó que no le inspiraban confianza las PPP.

Gustavo Lopetegui, devenido en asesor presidencial y mano derecha de Marcos Peña, fue quien tomó la decisión e informó sobre la interrupción de este tipos de proyectos a Nicolás Dujovne y Guillermo Dietrich.

En su último viaje a Estados Unidos, el ministro de Transporte había asegurado que la economía y los casos de corrupción no afectarían en lo más mínimo al sistema de participación público privada.

Luego del G20 se celebraba el éxito de la cumbre por varios proyectos con estas características. Ahora, habrá que analizar cómo se sustentará la obra estatal de cara a las elecciones presidenciales de 2019.