FMI, país emergente y dólar: agradece Dujovne la firma de Lagarde y advierte un freno en la economía

El Canciller - Comentarios

Tras dos meses de turbulencias económicas, el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, salió a agradecer la firma oficial de Christine Lagarde por el acuerdo con el FMI y la recategorización de Argentina a “mercado emergente” por parte del MSCI.

Confiado y seguro del rumbo económico adoptado por el Gobierno, se encargó de llevar tranquilidad a la gente luego de una corrida cambiaria que derivó en devaluación y la posterior destitución de Federico Sturzenegger, Juan José Aranguren y Francisco Cabrera.

FMI y País Emergente

El acuerdo de un préstamo stand by por US$50 mil millones con el Fondo Monetario Internacional y el regreso a la segunda categoría del MSCI tras nueve años fueron calificados por Dujovne como dos noticias “muy importantes“.

“Son dos noticias muy importantes que nos muestran lo mismo: Mauricio Macri es el presidente con mejor imagen internacional que tuvo este país. Sin eso, los dirigentes del FMI no habrían apoyado al país en el programa más grande de la historia del organismo”, señaló, en diálogo con A Dos Voces, por TN.

Asimismo, el ministro condenó a la gestión anterior por descender al país a “mercado fronterizo”: “Argentina perdió su status de País Emergente en 2009, después de años de mala praxis económica. Nos ha llevado nueve años volver”, apuntó.


Presupuesto 2019 y oposición

Sin embargo, esa inyección de confianza que aportó la imagen de Macri para volver al Fondo y a ser emergentes, no alcanza por si sola para atraer la tan famosa como postergada lluvia de inversiones que prometían repuntar la economía.

En referencia a ese conflicto, el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas lo atribuyó en parte a una oposición “irresponsable” que atenta contra los planes de los inversores y, por transitiva, los del Gobierno y la República.

“No alcanza con tener un Gobierno que genere confianza, también hace falta una oposición responsable”, señaló. Y agregó: “Quienes hacen inversiones no solo miran al oficialismo, también miran a la oposición”.

Luego de la batalla del senado por la vetada ley de emergencia tarifaria, y con el millonario respaldo de Lagarde, Dujovne se encargó de mandarle un mensaje a la liga de gobernadores peronistas y a un empoderado Miguel Ángel Pichetto, de cara al Presupuesto 2019.

“A la Argentina la construimos oficialismo y oposición. Juntos. Y es algo muy importante de cara al Presupuesto porque necesitamos de la responsabilidad de esa oposición”, advirtió en tono conciliador para aquellos que planean frenar un Presupuesto que contiene los acuerdos y metas del FMI.


Dólar y Lebacs

Ante la consulta de Marcelo Bonelli sobre los factores que llevaron al país a una corrida financiera, a una devaluación de más del 25% de la moneda y, en síntesis, a la crisis que el Gobierno padece puertas adentro, Dujovne defendió las políticas adoptadas por Cambiemos y culpó a la pesada herencia por “los problemas anteriores”.

Admitiendo, acaso, algo de ingenuidad y optimisto de la Casa Rosada, señaló que tras dos años de crecimiento sostenido “tuvimos una sesión de hechos” desencadenantes de la crisis: “La sequía más grande de los últimos 30 años; la suba del precio del petróleo, que somos importadores netos por los malos manejos de la gestión anterior y; también un shock externo que impactó en las tasas de interés”.

“Todo esto tomó a Argentina sin haber terminado de corregir los problemas anteriores”, lamentó, en tanto, advirtió que, a raiz de estas turbulencias “vamos a pasar por varios trimestres en los que no vamos a crecer tanto como esperábamos”.

Sin embargo, sobre la divisa norteamericana que golpeó nuestra economía auguró un escenario de “mucha menor volatibilidad” con el giro de fondos de Lagarde. “Gran parte del dinero que viene del FMI la vamos a transformar a pesos para cubrir gastos internos. Eso va a generar una oferta de divisas que va a normalizar la situación”, explicó.

Finalmente, se refirió a la liquidación del stock de Lebacs que pone en jaque al Gobierno en los famosos Supermartes: “La idea es ir retirando de a US$3 mil millones en Lebacs por trimestre”. “No hay ninguna posibilidad de que el acuerdo con el FMI no se cumpla”, concluyó.