FMI, elecciones y recesión: las claves de Melconian para entender el comportamiento de los mercados

El Canciller - Comentarios

En un auditorio ante los ejecutivos de las principales empresas del sector financiero del país, el economista Carlos Melconian, uno de los socios de Macroviews, realizó un duro diagnóstico de la economía argentina y remarcó la necesidad de avanzar en reformas estructurales en el plano laboral, tributario y provisional. En el 36° Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), el extitular del Banco Nación respaldó la decisión del presidente Mauricio Macri de llevar a Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula y avisó: gane quien gane, se viene otro período de sacrificios. Pero mejor que gane Macri.

En una presentación que acompañó con diapositivas, Melconian analizó los vencimientos de deuda futuros que tendrá que afrontar la Argentina. Para el economista, en el préstamo de US$57 mil millones del FMI, de los cuales 51 habrán sido entregados antes de que venza el primer mandato de Macri, está claro que hubo una ayuda del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “No hace falta el VAR para darse cuenta que había offside”, sintetizó.

Melconian: “No hace falta el VAR para darse cuenta que había offside [en la renegociación del acuerdo  con el FMI]”.

Entre los pilares de su diagnóstico macroeconómico, el expresidente del Banco Nación señaló que la mayoría de los países latinoamericanos que hoy están creciendo, lo hacen sobre la base de las divisas que cosecharon en la primera década de este siglo, cuando los precios de las commodities volaban en los mercados internacionales. En cambio, en Argentina, y siempre siguiendo la disertación del economista, esos dólares fueron utilizados por el gobierno kirchnerista para aumentar el gasto público.

Debido a que los precios internacionales bajaron y Argentina tenía, a su modo de ver, un tipo de cambio atrasado, la balanza comercial mostró un importante déficit. Estas inconsistencias macroeconómicas fueron enfrentadas con un aumento de la emisión monetaria y su inherente inflación. “La cuenta cierra siempre. La pregunta es si la sociedad quiere convivir o no con este impuesto inflacionario”, expresó.

Hacia el futuro, el economista reconoce que Argentina enfrentará desafíos complejos cuya única solución está en realizar una serie de cambios estructurales a través de importantes acuerdos entre cuatro sectores: un programa económico, un acuerdo con el FMI, el paraguas de la política y negociaciones con la justicia. Para Melconian, la llegada de Pichetto a la fórmula de Macri aporta justamente en ese sentido, ya que considera que el senador peronista aportará gobernabilidad, diálogo con los gobernadores y, ante todo, una señal de debilitamiento del jefe de Gabinete, Marcos Peña, muy resistido en el círculo rojo empresarial. En tanto, adelantó que el próximo gobierno deberá renegociar la deuda con el FMI y, para pagar los compromisos de deuda con acreedores privados, avanzar con las reformas laboral, tributaria y previsional.


Una de las diapositivas de la presentación de Carlos Melconian en el IAEF.

Finalmente, Melconian ratificó un comentario que sonó reiteradas veces en la sala: la economía estabilizada de las últimas semanas puede cambiar drásticamente luego de las PASO, que para los inversores serán como una gran encuesta que mirarán para saber si dolarizar sus activos y salirse de la Argentina o mantenerlos. Puntualmente, remarcó que los mercados votarán un día después de las PASO y, de producirse una derrota importante del oficialismo, una dolarización anticipada a las elecciones de octubre podría derivar en un nuevo problema cambiario.