Fiscal Daniela Dupuy: “Las denuncias por difusión de imágenes íntimas se duplicaron”

La especialista en delitos cibernéticos explica cómo evitar caer en ellos. Por qué la cuarentena es un tiempo ideal para los ciberdelincuentes.
El Canciller - Comentarios

Daniela Dupuy es titular de la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas de la Ciudad (UFEDYCI), y fue quien el año pasado investigó y acusó por el delito de pornografía infantil al pediatra Ricardo Russo. El exjefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan cumple su condena a diez años de prisión e inhabilitación para ejercer la medicina de por vida.

“Los ciberdelincuentes están al acecho durante la cuarentena porque es su gran oportunidad de multiplicar sus conductas, es decir, cometer más delitos”, sostiene la especialista.

Fiscal Daniela Dupuy

¿Cuáles son los ciberdelitos más denunciados?

En la jurisdicción de la Ciudad tenemos un mayor ingreso en todo lo que es grooming (acción de un adulto de acosar sexualmente a un niño a través de Internet), explotación sexual infantil, difusión de imágenes íntimas no autorizadas, suplantación de identidad (para robar datos y cometer fraudes), acceso ilegítimo a través de Zoom y hostigamiento digital. Las denuncias de estos delitos son parejas a nivel de cantidad porque la posibilidad de cometerlos se da a través de Internet. La cuarentena les facilita a los ciberdelincuentes un escenario para afectar a las personas de todas las edades, que están todo el tiempo conectadas.

La semana pasada, un médico infectólogo recomendó el sexting para evitar contagios: ¿El uso de esta práctica impactó en más denuncias por la difusión o la amenaza de mostrar sin autorización imágenes privadas?

Las denuncias por difusión de imágenes personales sin el consentimiento aumentaron al doble. Puede que la difusión te cause o no un perjuicio. En el caso de sentirse afectada la persona puede hacer la denuncia. También puede ocurrir la extorsión de publicar las imágenes si la persona no hace determinada cosa. Son tres conductas diferentes y en todas ellas la Justicia tiene la competencia para investigar.

Durante la cuarentena, los niños pasan más tiempo conectados. ¿Cómo pueden los adultos evitar los casos de grooming?

Los padres o cuidadores pueden decidir en qué horario los chicos se pueden conectar a Internet, en los que el adulto esté presente. También pueden preguntarle al chico quiénes son sus amigos y contactos. Otro punto importante es que configuren la privacidad de las redes sociales. A su vez, se les debe explicar que no se conectan con gente desconocida o que tampoco entreguen información personal. Se aconseja que las computadoras o dispositivos electrónicos estén en un lugar en donde transiten los adultos.

¿Cómo se puede proceder en caso de ser víctima de grooming?

No se deben borrar datos de la computadora, el celular o el dispositivo que se usó, dado que puede servir de prueba ante la Justicia. Además se recomienda hacer la denuncia.

Te recomendamos leer

¿Cómo se puede evitar caer en el robo de datos de tarjetas de crédito, homebanking y cajeros?

Los mensajes que no sabemos quiénes los envían, hay que descartarlos para no entrar en su trampa. Así se evita brindar datos. Por eso es importante llamar a los bancos para chequear que estén adoptando una medida que exija el cambio de las claves. Esa trampa es la más común. Cuando nos llega el mail, vemos que el logo es idéntico al de la entidad bancaria, y por lo general, ingresamos y ponemos lo datos. Si es una página clonada donde completamos los datos, van a adquirirlos. Este delito es el phishing y aunque existió siempre, ahora se incrementó como el resto de los ciberdelitos.

Hace poco, una persona ingresó a una charla virtual y transmitió la violación de una nena. ¿Tiene muchos casos de este tipo?

Sí. Este delito es el de difusión de imágenes de explotación sexual infantil y en segundo lugar, se debe chequear si hubo un acceso ilegítimo a esa charla si no tuvo el permiso para ingresar. Lo que hacen las personas es meterse en las charlas de Zoom. En las investigaciones que realizo, los ID de esos individuos estaban identificados como participantes. Ante la gran cantidad de charlas abiertas, Zoom determinó que el administrador autorice o no el ingreso de cada persona.

¿Cómo hacen para identificar a esas personas?

Les pedimos a las empresas proveedores de los servicios la información, por lo general están en Estados Unidos. Solicitamos los datos para saber a quién le corresponde el IP. También le pedimos a Zoom. Ahora nos estamos interiorizando con la modalidad porque es nueva y nació en la cuarentena. Ya comenzamos con las primeras medidas de prueba, que esperamos que en breve nos contesten para identificar quiénes son. Pueden ser personas de acá o de cualquier otro país del mundo.

¿Qué organismos les proveen las denuncias para investigar a los ciberdelincuentes?

Tenemos distintos focos de denuncias como la ONG National Center for Missing & Exploited Children, de Estados Unidos, que nos remite todos los incidentes y denuncias de explotación sexual infantil, INTERPOL cuando se trata de organizaciones internacionales, y los particulares, entre otros. Contamos con un protocolo de investigación muy complejo que está llevado a cabo por los miembros de la UFEDYCI y también trabajamos de forma conjunta con el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ).

¿Utilizan el ciberpatrullaje para captar datos de personas que delinquen?

Hay mala información sobre el ciberpatrullaje. Como toda herramienta informática se puede utilizar para bien o para mal. Se usa para bien en este tipo de investigaciones, dado que sirve para prevenir la comisión de delitos. Se entra a los datos públicos de las personas solamente, es decir, el ciberpatrullaje trabaja sobre la información de fuentes abiertas. Si interactuás en Twitter o tenés abierto tu perfil de Instagram o Facebook, vos como ciudadano decidiste compartir esa información. Entonces mediante el ciberpatrullaje se corrobora que “está todo en orden”. Es lo mismo el patrullero que da vueltas por un determino barrio para ver que esté todo bien o para detectar la posible comisión de un delito. Por ejemplo, el ciberpatrullaje se hace cuando un perfil público de Twitter está agrediendo, discriminando, lleva un discurso de odio hacia una determinada persona o hacia un colectivo, entonces ahí el personal que hace el ciberpatrullaje denuncia el hecho ante la fiscalía de cibercrimen. Y nosotros corroboramos si ese ciberpatrullaje se hizo acorde al Derecho, para no vulnerar ninguna garantía constitucional como el derecho a la intimidad, privacidad o a los datos personales.

Te recomendamos leer

Recomendaciones para usar plataformas de reuniones online

La Unidad que dirige la fiscal Dupuy confeccionó una guía de consejos para utilizar plataformas virtuales de forma segura.

  • Descargar la aplicación de sitios seguros, como App Store, Google Play o la página web oficial de la aplicación que se quiera descargar.
  • Antes de conectarse a una reunión hay que asegurarse tener la última actualización.
  • El creador de la reunión debe compartir el link de forma personalizada, no se debe publicar en las redes sociales o de forma masiva.
Reunión vía Zoom.
  • También el creador debe habilitar la función de sala de espera, para que los administradores aceptan a cada contacto.
  • El creador elegirá una contraseña y luego la compartirá por canales privados. Debe tener ocho caracteres (cómo mínimo) alfanuméricos que incluyan mayúsculas, minúsculas, símbolos y números.
  • Se aconseja cambiar la contraseña para cada comunicación.
  • El también debe bloquear la posibilidad de que los demás participantes tengan acceso libre a micrófonos y a la pantalla compartida.

Denuncias en UFEDYCI