Finalmente se estrenó Black Widow: dónde verla, referencias y el siguiente paso

El Canciller - Comentarios

Después de mucho esperar, finalmente llegó Black Widow a los cines y a Disney+. Como viene sucediendo con algunas de las nuevas producciones de The Walt Disney Company, además de estrenarse en pantalla grande también está disponible en la plataforma a través de la modalidad Premier Access, es decir que habrá que abonar un importe extra -1050 pesos argentinos- a la suscripción mensual y está disponible desde el 9 al el 23 de julio.

Retrasada en más de una ocasión por culpa de la pandemia, Black Widow es el primer largometraje de la Fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU, por sus siglas en inglés) y abre la puerta a una interesante cantidad de películas de superhéroes que llegarán en los próximos meses y años. El plus: también se puede ver como una película en solitario y conseguir una experiencia gratificante.

Natasha Romanoff/Black Widow debutó en el MCU en Iron Man 2 (2010) y desde entonces se fue convirtiendo en uno de los personajes más queridos por el público de Marvel. Scarlett Johansson es la encargada de dar vida a esta espía entrenada por la KGB que fue cambiando su lealtad con el correr de las películas, aunque al final encontró su lugar de privilegio entre los Avengers. La actriz ya participó en ocho películas del MCU -aunque en Capitana Marvel solo tuvo un breve cameo- y por primera vez protagonizará su propio film en este sol, aunque también le dará la bienvenida a su hermana y sucesora Yelena (interpretada por Florence Pugh), a la que se podrá ver en la serie Hawkeye y en la secuela ya pactada.

La película centrada en Black Widow se sitúa después de los acontecimientos de Capitán América: Civil War y antes de lo sucedido en Avengers: Infinity War. Con una importante carga feminista alrededor de todo el film, Natasha Romanoff se enfrentará a lo más oscuro de su pasado y deberá saldar cuentas pendientes cuando aparece una conspiración enlazada a su historia. Con grandes escenas de peleas y persecuciones, pero también con sublimes momentos dramáticos, Black Widow escapa de la obvia pirotecnia de Marvel y toca una fibra más humana de la ex espía al introducir el complicado árbol genealógico de Natasha. Un mix entre Jason Bourne, The Americans y Los Increíbles.

Dirigida por la australiana Cate Shortland (Berlin Syndrome), la película también abre las puertas a lo que explorará el MCU en las próximas películas. Para entender qué planea Marvel próximamente es fundamental la escena post-créditos, así que si vas al cine, no te vayas apenas empiezan los créditos. Al elenco estelarizado por Scarlett Johansson se suman otras interesantes figuras como Rachel Weisz, David Harbour, William Hurt y Ray Winstone.

Black Widow representa el inicio de la Fase 4 del MCU, que este año tendrá más novedades: Shang-Chi y la leyenda de los 10 anillos, programada para septiembre; Eternals, con Salma Hayek, Angelina Jolie y Kit Harrington entre sus protagonistas y con la dirección de Chloé Zhao (ganadora del Oscar en el 2021 a Mejor Directora por Nomadland), para noviembre; y Spider-Man: No Way Home, en diciembre. Una interesante andanada en la que Marvel le dará lugar a algunos personajes no tan conocidos para el grueso de los espectadores, pero que sin dudas se sabrán ganar su cariño.

Con el empoderamiento femenino en el centro de la escena, Marvel lanza una película dirigida por una mujer en la que se muestra el camino de dos hermanas en busca de la liberación de otras mujeres que pasaron por un proceso similar al de ellas. Natasha Romanoff logró liberarse de ese pasado oscuro e intenta ayudar a Yelena a hacer lo propio, algo que hará que otras chicas también alcancen esa libertad. Con pocas cosas para envidiarle a films del género como los de Jason Bourne o Misión Imposible, Marvel decide darle su merecida película individual a Black Widow logrando una correcta película de agentes secretos lideradas por la consagrada Scarlett Johansson y la promesa (ya casi realidad) de Florence Pugh.