Fin al cuello de botella en Luján: inauguran el bypass de la Ruta 5

Se ahorrarán 45 minutos los miles de autos que transitan por la autopista Luján- Bragado.
El Canciller - Comentarios

Se inauguró hoy un tramo de 8500 metros que le cambiará el viaje a las miles de personas que transitan la ruta 5. Hace más de una década que la obra estaba parada.

En este contexto, después de diez años, la administración actual de Vialidad Nacional recuperó el manejo de la obra y puso fecha de inauguración para el “Bypass a Luján”, una autopista de 8.500 metros y dos nuevos puentes que evitarán uno de los peores cuellos de botella del país, el puente de conexión entre el Acceso Oeste y la Ruta 5 en Luján.

18.600 vehículos por día se ahorrarán 45 minutos de viaje, al utilizar el primer nuevo tramo de la futura autopista Luján – Bragado, que planea modernizar 143 km de una de las vías más importantes de conexión con el interior de la Argentina.

“El día que habilitamos la primera etapa del bypass, el presidente Mauricio Macri se preguntó qué nos había pasado como sociedad para dejar abandonada durante más de una década una obra tan importante, a la que sólo le faltaban 400 metros. Quizás fue culpa de la resignación, la desesperanza o una mezcla de ambas. Lo cierto es que hoy los argentinos pudimos liberamos de ese sentimiento derrotista y estamos volcando toda nuestra energía en construir un país verdaderamente desarrollado e inclusivo”, expresó Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional.

¿El objetivo principal de las obras? Desviar el tráfico fuera del casco urbano de Luján y enlazarlo de manera directa y segura con el Acceso Oeste. Es el primer tramo de la Autopista Luján-Bragado, que conectará todas las ciudades lindantes con un rápido acceso. El siguiente será de 8 km entre Mercedes y Suipacha.