Ferreyra, Wagner y Sánchez Caballero: uno por uno, todos los empresarios detenidos

El Canciller - Comentarios

El juez Claudio Bonadio sacudió la tranquilidad que se vivía en la Justicia y la calma con la que contaban algunos empresarios kirchneristas. Sucede que a raíz de una investigación de Diego Cabot en La Nación el magistrado libró 34 allanamientos y ordenó más 15 detenciones (hasta el momento hay 13 personas bajo arresto).

Lo convierte este caso a una trama que bien podría ser de una serie de Netflix son los cuadernos en los que el chofer Oscar Centeno anotaba todas las conversaciones entre funcionarios y empresarios. Allí, revela una enorme estructura de corrupción en la que aparecen Ceos de empresas y dirigentes de primera línea de la gestión kirchnerista como, por ejemplo, Roberto Baratta, la mano derecha de De Vido.

Gerardo Ferreyra de Electroingeniería.

Aunque la causa esté en secreto de sumario y aún puedan dispararse nuevas indagatorias o detenciones, la Justicia avanza en su investigación para determinar que lo que aparecen en los cuadernos pueda comprobarse en la realidad. Allí, los dueños de las compañías juegan un papel fundamental.

Javier Sáncez Caballero, ex CEO de IECSA.

Los hombres de negocios de la era kirchnerista están nuevamente bajo la lupa de Comodoro Py, que busca desactivar una red de corrupción que vincula a funcionarios y empresarios. En otra causa, hace algunos meses cayó en prisión Cristóbal López, quien protagonizó un caso de evasión millonaria a través de sus petroleras.

Carlos Mundin, presidente de BTU. Fuente: La Nación.

Sin embargo, hay uno de los empresarios detenidos que tiene vínculos con la figura presidencial. Javier Sánchez Caballero es ingeniero industrial y fue gerente general de la empresa constructora IECSA, que era propiedad de la familia Macri y que se vendió al primo del primer mandatario, Angelo Calcaterra.

Armando Losón, presidente de Albanesi. Fuente: La Nación.

El último en caer en entregarse-lo hizo esta mañana-fue Carlos Wagner, ex presidente de la Cámara de Construcción. Wagner no es el único prófugo que tiene la causa. Aún son buscados Francisco Valenti, Juan Goicoechea, Oscar Thomas, Fabián García Ramón y Herán Gómez.

Los empresarios detenidos

Gerardo Ferreyra, dueño de la constructora Electroingeniería, dedicada a grandes obras y servicios electromecánicos.

Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi, prestador de servicios de transporte y provisión de gas natural y suministro de energía eléctrica.

Carlos Mundín, dueño de la firma BTU, especilizada en proyectos de ingeniería de los sectores Energía, Oil & Gas y Vías de Comunicación.

Héctor Javier Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA la constructora que Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, adquirió a la familia presidencial, y que ya fue vendida al grupo Pampa Energía.

Jorge Guillermo Neira, exdirector del Grupo Eling S.A., formado por el crecimiento de Electroingeniería y propiedad de Ferreyra.

Claudio Javier Glazman, director de Sociedad Latinoamericana de Inversiones S.A., vicepresidente del Grupo Mck del Plata S.A., accionista en Premium Apartments S.A., Glator S.A., Emprendimientos Las Barrancas S.A., Emprendimientos de La Imprenta S.A. y Niceto Vega 5765 S.A.

Carlos Wagner, de la empresa Esuco y ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción.

Hernán Gómez, ex asesor del ministerio de Planificación.

Los empresarios prófugos

Fabián García Ramón, ex director de Promoción de Energías Renovables y Eficiencia Energética.

Francisco Valenti, de Industrias Pescarmona.

Juan Goicoechea, de Isolux

Oscar Thomas, ex director ejecutivo del Ente Binacional Yacyretá