Feriado, 20 mil policías y sin vuelos: blinda el Gobierno la Ciudad de Buenos Aires para el G-20

El Canciller - Comentarios

Para garantizar la seguridad de los líderes internacionales que asistirán a la Cumbre del G20, el gobierno nacional blinda la Ciudad de Buenos Aires y la deja desierta: por decreto de necesidad y urgencia estableció que el próximo 30 de noviembre será feriado.

Ese día comenzará el encuentro del G20 que tendrá lugar en Costa Salguero y finalizará el sábado 1 de diciembre. La Casa Rosada tenía pensado definir el 30 de noviembre como feriado a través de una ley en el Congreso, pero el proyecto quedó dormido en la Cámara de Diputados, por lo que decidió establecerlo por decreto.

La norma llevó la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y todos los ministros. Asegura que debido “a los diversos aspectos que involucra la organización de la Cumbre –logísticos, de seguridad, de transporte, entre otros– se impone la adopción de medidas que tengan como finalidad facilitar su organización y desarrollo”.

El Gobierno destacó que “el G20 es el principal foro de coordinación económica mundial con creciente gravitación en temas de naturaleza política, que está integrado por diecinueve países más la Unión Europea”, y sostuvo que el “evento más importante” del encuentro es la Cumbre de Líderes.

Para el encuentro, el Poder Ejecutivo trabaja desde hace meses en férreo operativo de seguridad, que abarcará más de 20 mil efectivos de Fuerzas de Seguridad, aviones, barcos, artillería antiaérea, radares e inhibidores de drones.

Además, no habrá vuelos en el Aeroparque Metropolitano, que permanecerá cerrado entre las 15:00 del jueves 29 de noviembre y las 22:00 del sábado 1 de diciembre, al igual que sucederá con El Palomar, San Fernando y Morón, así como tampoco podrán funcionar los aeródromos ubicados en un radio de 25 kilómetros. El Aeropuerto Internacional de Ezeiza estará abierto, pero el Gobierno ya advirtió que por la llegada de los mandatarios el funcionamiento no será normal.