Familiares en alerta y testimonios: crecen las dudas sobre la muerte de un joven en un yate

El Canciller - Comentarios

El caso de la muerte de David Peña, el joven que fue hallado sin vida en el río Luján luego de una fiesta en un yate en San Fernando, todavía tiene más interrogantes que certezas. Si bien hasta el momento la Justicia no determinó el móvil, hay varias versiones de allegados al joven que ponen en duda y contradicen la teoría de suicidio. Por lo pronto, la pesquisa que la lleva la jueza federal Sandra Arroyo Salgado ya cuenta con las pericias del cuerpo y el testimonio de los testigos.

Por su parte, la familia de Peña sigue con atención el testimonio de un amigo del joven que estuvo aquella noche. En su declaracion asegura que David, momentos antes de caer en el río Luján, discutió con el personal de seguridad. Hay otra fuente que contradice directamente una de las hipótesis que baraja la Justicia y pone en duda la tesis del “suicidio”: dijo que el joven “disfrutaba de la fiesta de lo más normal y que estaba de buen humor”.

Una testigo de la causa dijo que “(David) disfrutaba de la fiesta de lo más normal y que estaba de buen humor”

Rápidamente, los medios más importantes dieron la versión de que Peña se lanzó al río y rechazó el salvavidas que le lanzaron desde el yate. Sin embargo, personal de Prefectura Naval Argentina (PNA) -quienes se patrullan la zona constantemente- alertaron: “Es un agua complicada. La oscuridad hace que te desorientes y no sepas dónde está la orilla”. Tampoco se sabe, entonces, si el joven no quiso o no pudo recibir ayuda externa para salvar su vida.

Los familiares, que eligieron al abogado Gastón Marano y a Guido Karp (especialista en accidentes) como defensores, expresaron su preocupación por los avances de la causa a través de las redes sociales y exigieron que se realicen todas las investigaciones posibles para saber la verdad sobre la muerte de David Peña. Ahora habrá que esperar el camino que tomará la Arroyo Salgado, ya que hasta el momento no tiene imputaciones ni responsables.

El dolor de la familia

“No nos cierra la decisión voluntaria de que quiso tirarse”, expresaron los familiares en el programa de Telefé Cortá por Lozano. “Que hablen, que no tengan miedo”, aseguró la madre de David, mientras que reveló que durante la fiesta la búsqueda no fue inmediata y siguieron pasando música “como si nada”. “Queremos que haya justicia y nos digan qué pasó”, añadió.

El antecedente

El yate, el Libertad II, y su capitán, ya protagonizaron un accidente en el 2017: debido a una mala maniobra, quedaron varados durante toda la noche un grupo de más de un centenar de docentes que había salido a festejar el Día del Maestro. Ante la posibilidad de la violación de normas de tráfico marítimo, se analiza la responsabilidad de la empresa promotora del evento y del personal náutico del lugar.