Falta de fondos: quedan doce intendencias en rojo y negocian un rescate de Mariu

Los jefes comunales le solicitaron a Nación y Provincia Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y Aportes del Tesoro Provincial (ATP) para pagar los sueldos
El Canciller - Comentarios

Una ruidosa protesta frente a la municipalidad de Moreno evidenció la crisis que atraviesan al menos doce intendencias, de distintas fuerzas políticas, por no poder afrontar el pago de sueldos y el medio aguinaldo de fin de año a sus trabajadores. Los jefes comunales aducen que les “faltan fondos” y le solicitaron tanto a Nación como a Provincia “aportes” extraordinarios para evitar la asfixia en el tramo final de diciembre.

Moreno, Berisso, Tornquist, Puán, Coronel Pringles, Coronel Suárez, Adolfo Alsina, Guaminí, Necochea, General Lavalle, Baradero y General Pueyrredón son los municipios que se encuentran en rojo según la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo). “Algunos intendentes están pidiendo Adelantos del Tesoro Nacional (ATN) o Aportes del Tesoro Provincial (ATP) como vía extraordinaria para poder pagar sueldos y aguinaldos”, sostuvo el secretario general Rubén “Cholo” García. Según el boletín oficial y hasta el momento el “rescate” llegó solamente para Berisso, Adolfo Alsina y Tornquist, tres municipios de Cambiemos.

La crisis en Moreno tomó ribetes dramáticos: los empleados municipales solo cobraron $5.000 pesos de sus haberes correspondientes a noviembre. Ante esta situación, los empleados del municipio llevaron camiones de recolección de residuos hasta la entrada del palacio municipal y dejaron montañas de basura a metros del despacho del intendente Walter Festa. El secretario de Gobierno Lucas Chedrese fue directo: “el dinero que tenemos no alcanza para cubrir todos nuestros gastos”, dijo.  Por ahora, el jefe comunal espera el auxilio de la gobernadora María Eugenia Vidal y crece el temor de que se acentúen las protestas sobre el final del año. En las últimas horas anunció que el viernes “pagará la totalidad de los sueldos”.

Por ahora, no hay una postura oficial de Vidal para oxigenar a los intendentes. No obstante, varios intendentes ya revelaron que existen negociaciones para solucionar los problemas de los municipales. Los intendentes no tienen la plata, se niegan a pagar y a sentarse también para discutir salarios, dado que hay un fuerte ajuste en la provincia de Buenos Aires y están bajando un lineamiento que se no se puede dar más del 10 por ciento (de aumento), algo que nosotros rechazamos”, apuntó García.

La postura de los jefes comunales es variada: algunos apuntan a su “pesada herencia”, otros a fallas estructurales “históricas” y otros, en el caso de las intendencias de los últimos cordones, a las inundaciones.