Fabbro extraditado: acorralado, declara en Tribunales por el abuso de su ahijada

Acompañando por dos oficiales de la policía federal, el futbolista finalmente arribó a Ezeiza en la madrugada y se dirigió directamente a la alcaldía del Palacio de Tribunales.
El Canciller - Comentarios

Después de ser extraditado de México, Jonathan Fabbro llegó al país, custodiado por dos oficiales de la división Interpol de la Policía Federal que viajaron al DF para vigilar al acusado. De Ezeiza, el futbolista se dirigió directamente a una dependencia de la PFA, donde pasó la noche, y esta mañana lo trasladaron a la alcaldía del Palacio de Tribunales para ser indagado por el juez Santiago Quian Zavalía.

Acorralado, el ex Boca deberá responder sobre los presuntos abusos sexuales durante cinco años a su ahijada, hoy de 11 años. Pasaron cuatro meses desde que Fabbro fue arrestado en un hotel de la ciudad mexicana de Cholula luego de una alerta de Interpol emitida en su contra.

Gastón Marano, abogado querellante de la familia de la víctima, había pedido su arresto hace exactamente un año. Las pruebas, que validaron las acusaciones, son impactantes. En octubre, la menor declaró en Cámara Gessell lo que había vivido e incluso graficó con muñecos los supuestos abusos. Antes de eso, se habían conocido unas capturas de pantalla de una conversación que había mantenido el jugador con su ahijada por Whatsapp.

La madre presentó estas imágenes en las que se puede leer varias insinuaciones por parte de Fabbro hacia la niña. Habrían sucedido en marzo de 2017. Los peritos validaron lo dicho en la Cámara Gessell y la veracidad de los chats.

Su mediática pareja, la modelo Larissa Riquelme, también llegó al país para acompañarlo y estuvo presente durante la declaración.