Extinción de dominio: denuncia Cambiemos que el proyecto blinda el patrimonio de la oposición

El Canciller - Comentarios

En la misma jornada en la que se aprobaron los allanamientos a los domicilios de Cristina Kirchner, el Senado aprobó este miércoles el proyecto de extinción de dominio que, como fue modificada por Miguel Ángel Pichetto, deberá volver a la Cámara de Diputados para convertirse en ley. La iniciativa fue votada por los senadores del PJ dialoguista y el kirchnerismo, pero fue rechazado por el oficialismo.

La iniciativa modifica de manera sustancial el texto aprobado por la Cámara de Diputados en 2016, que es la que buscaba aprobar Cambiemos. El oficialismo manifestó que debe aprobarse un proyecto que permita al estado recuperar los bienes conseguidos a través de delitos como la corrupción y el narcotráfico de manera más rápida.

El texto que se aprobó establece que la acción de extinción de dominio recién podrá iniciarse una vez que el juez decida la elevación a juicio oral de la causa penal, mientras que el proyecto de Cambiemos habilitaba el proceso con la simple imputación ante la Justicia.

Sin embargo, la iniciativa que había sido aprobada en Diputados en 2016 impulsada por el senador Federico Pinedo había sido ampliamente rechazada por los 14 constitucionalistas que debían analizar el proyecto. “Si hay algo que Cambiemos no está dispuesto a negociar es la agilización del proceso y la retroactividad de la ley”, dijo Pamela Verasay (UCR-Mendoza).

La iniciativa fue aprobada por 40 votos a favor y 26 en contra tras casi cuatro horas de debate en la misma sesión en la que se dio luz verde al juez federal Claudio Bonadio para allanar los domicilios particulares de Cristina Kirchner.

Cuando hay juicio oral ya hay semiplena prueba, hay un tribunal constituido que podrá evaluar la responsabilidad penal y resolver si hay bienes comprometidos con el delito cuya propiedad debe extinguirse y pasar a manos del Estado”, explicó el jefe del bloque Justicialista, Miguel Pichetto (Río Negro).