Expulsión, derrota y eliminación: defrauda Romero en su regreso al arco y pierde terreno en la Selección

El Canciller - Comentarios

Sergio Chiquito Romero volvió a atajar tras cinco meses de inactividad. Y no lo hizo de la mejor manera. En su retorno al Manchester United, fue expulsado al tocar la pelota con la mano fuera del área, en una salida dubitativa.

Luego de la lesión en la rodilla derecha que lo marginó del Mundial de Rusia, el arquero con más presencias en la historia de la Selección Argentina recibió minutos en un duelo ante el Derby County, conjunto de la segunda división inglesa, por la Copa de la Liga.

Con el partido igualado 1-1, dejó a su equipo debilitado, y terminó viendo la sorpresiva eliminación por penales desde el vestuario -el encuentro finalizó 2-2-.

En un contexto de renovación del seleccionado, y en una convocatoria en la que se destacó como la única voz de los experimentados, la deficitaria presentación de esta tarde provoca recelo respecto al futuro del arco albiceleste.

Quien propicia esta vacilación en la cabeza del entrenador Lionel Scaloni es el impenetrable Franco Armani, que exhibe un nivel fabuloso semana tras semana en River Plate.

El arquero de Casilda, pese a su floja actuación contra Francia en la Copa del Mundo, se convirtió en el segundo guardametas con más minutos invicto en la historia del torneo doméstico.

Y en el partido ante Colombia, en la gira norteamericana, respondió con solvencia cada vez que las circunstancias lo llamaron. Gerónimo Rulli, el restante en la convocatoria, tuvo una mala tarde custodiando el arco de la Real Sociedad y también siembra interrogantes respecto a su permanencia en la lista.

Esteban Andrada, aunque padece una lesión, y Guido Herrera, arquero de Talleres de Córdoba, están en la consideración del cuerpo técnico y podrían recibir un llamado en los próximos compromisos.