Expectativa por la conferencia de Macri: el coaching de Marcos, el control de agenda y la imagen en caída

El Canciller - Comentarios

A las 18 Mauricio Macri se parará frente a decenas de periodistas que esperarán un breve discurso sobre temas que aún no se comunicaron. Se espera que, antes de responder algunas preguntas, el Presidente se refiera a un tópico que preocupa al campo: las retenciones.

En este escenario, el objetivo principal del primer mandatario será ordenar las palabras para dar un mensaje de tranquilidad y previsibilidad a una sociedad que eleva su desconfianza y malhumor con el gobierno frente a la incertidumbre del dólar y los niveles de inflación.

A su vez, la rueda de prensa del jefe de Estado será la primera después de la crisis financiera y la corrida cambiaria que sacudió todos los planes de Cambiemos para este comienzo de la segunda mitad del año. Una prueba clave para Macri, que además deberá contestar las inquietudes de los periodistas presentes.

Como suele pasar antes de una conferencia importante, tanto el lunes como ayer el primer mandatario recibió un entrenamiento especial para preparar su discurso y anticipar posibles respuestas incómodas que se aborden esta tarde en Olivos. ¿Quiénes protagonizaron el coaching? Marcos Peña, el jefe de Gabinete, y Rogelio Frigerio, el ministro del Interior.

Macri responderá preguntas ante los periodistas y se espera que hable sobre retenciones, Presupuesto e inflación

Además, Macri hablará formalmente después de los cambios clave en su Gabinete. Federico Sturzenegger al Banco Central, lugar que ocupó Luis Caputo, por entonces ministro de Finanzas. Nicolás Dujovne se quedó con dicha cartera y la de Hacienda.

Después llegaron los relevos de Juan José Aranguren y de Francisco Cabrera. Entraron en esos lugares Javier Iguacel, a cargo de Energía, y Dante Sica, en el Ministerio de la Producción.

Marcos Peña y Frigerio le dejaron un mensaje a Macri para encarar la conferencia: dejar una sensación de control de agenda. Reflejar que “está todo controlado” y no que las decisiones improvisadas obligaron al gobierno a terminar en un lugar incómodo que golpea el bolsillo de la clase media y baja.

Otro tema clave para el Presidente es retomar la iniciativa para enviar señales a una oposición fragmentada y un peronismo que no encuentra a su candidato ideal e incluso repite el nombre de una candidata que le cae como anillo al dedo a Cambiemos: Cristina Kirchner.

Antes de la llegada de Chrtistine Lagarde al país (arriba este viernes), Macri intentará también dar un mensaje a los gobernadores para que acompañen el plan de recorte en cada una de las provincias. Una misión difícil que cuenta con el apoyo de Vidal y Larreta pero con el revés de los mandatarios peronistas.