Evita Macri hablar del FMI, culpa a la tormenta por la pobreza y anticipa meses todavía más difíciles

El Canciller - Comentarios

Con el acuerdo con el Fondo Monetario en el bolsillo, el presidente Mauricio Macri recibió un baño de realidad en su regreso al país: el Indec anunció que la pobreza aumentó al 27,3% en el primer semestre del año, antes de la megadevaluación y de los aumentos de combustibles y servicios.

En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que no aceptó preguntas, el Presidente se refirió casi exclusivamente al tema y evitó cualquier referencia al FMI. Dijo que el aumento se debe a la “tormenta”, destacó que recibió un país con un tercio de pobres y había logrado bajar el número hasta el semestre pasado y ratificó que el Gobierno seguirá trabajando para reducirlo.

“Nuestra meta sigue siendo reducir la pobreza”, aseguró el mandatario, aunque anticipó que hay “meses difíciles por delante” y por ende “las cosas van a tardar más” que lo previsto por el Ejecutivo en los primeros meses de este año. Además, se resignó ante lo evidente y anticipó que “los indicadores de pobreza de marzo y septiembre (de 2019) van a mostrar retrocesos” en el objetivo del Gobierno.

En un mensaje dirigido directamente a la sociedad, el presidente dijo estar al tanto del sufrimiento de los más vulnerables y del impacto de la recesión en sus economías personales. “Veo la realidad, no me la cuentan”, aseguró, en un intento por desmarcarse de su identificación (y la de su gobierno) con los sectores más ricos.

“Nuestra meta sigue siendo reducir la pobreza”, dijo Macri durante su discurso

El Indec informó hoy que la pobreza aumentó al 27,3%, un punto y medio por encima del 25,7% registrado en el segundo semestre de 2017. La indigencia, en tanto, sufrió un leve incremento: pasó de 4,8% a 4,9%.