Estrategia seducción: después de la reunión con AEA, Guzmán recibió al Consejo Agroindustrial por los dólares de la cosecha

La Casa Rosada comunicó que enviará un proyecto de ley al Parlamento para potenciar al sector. Basterra admitió que la liquidación de la cosecha no ha tenido el impacto esperado.
El Canciller - Comentarios

En la tercera reunión que mantuvieron en los últimos 20 días, el Gobierno nacional anunció este miércoles frente a las autoridades del Consejo Agroindustrial que enviará al Congreso un proyecto de ley con el fin de potenciar el desarrollo del sector para estabilizar la macroeconomía.

“Hay un compromiso en lo que va a ser esta oportunidad que se le presenta a la Argentina de enviar un programa plurianual al Congreso de la Nación para ir definiendo reglas de juego con los distintos sectores. El objetivo es enviar al mismo tiempo un proyecto de ley que potencie el desarrollo del sector agroindustrial, la generación de trabajo, exportaciones, la producción en general“, expresó Martín Guzmán, que fue el principal expositor del encuentro.

El ministro afirmó que hay un “consenso acordado” sobre los principales puntos que tendrá el proyecto, y precisó: “Tiene que ver con cuestiones de simplificación de la burocracia en donde hay posibilidad de que los procesos sean más eficientes. También la cuestión de la estabilidad de los beneficios para potenciar la inversión. Generar incentivos que no impliquen una baja de la recaudación”.

Foto NA.

Las autoridades del campo festejaron la noticia al asegurar que quedaron “más que conformes con este sistema de articulación público-privado“. “Celebramos que el Gobierno tome a la actividad agroindustrial como muy importante. Juntos podemos establecer bases para ir creciendo, generando divisas, y sobre todo creciendo en empleo”, manifestó el vocero del Consejo Agroindustrial, José Martins.

Las sonrisas de los referentes del agro respecto a la nueva política del gobierno con respecto al sector llega luego del fuerte rechazo que habían expuesto ante la tenue rebaja de las retenciones que efectuó la administración de Fernández hacia finales del mes de septiembre. En ese entonces, el propio Martins había catalogado las disposiciones oficiales como “una aspirina para un paciente con fiebre”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, admitió que la liquidación de divisas “no ha tenido el impacto” que el Ejecutivo aspiraba sobre la venta de granos e instó a los representantes del sector a potenciar la producción.

“Sabemos que todavía el productor entendía que iba a haber una modificación de la situación cambiaria. La realidad es que esto no está ocurriendo, y ya se empieza a ver movimiento de granos hacia el mercado“, describió.