Estados Unidos: tras 10 días de recuento, Biden es el presidente electo (y Trump amagó con admitir la derrota)

El exvicepresidente de Barack Obama es el primer demócrata en ganar el estado de Georgia desde 1992.
El Canciller - Comentarios

Tras 10 días de un intenso conteo de votos, este viernes las principales cadenas de medios de los Estados Unidos oficializaron el triunfo de Joe Biden sobre el presidente saliente Donald Trump, con la obtención de 306 electores sobre 232 conseguidos por el republicano. En un discurso en el que ofreció detalles sobre la “inminente” aprobación de la vacuna del laboratorio Pfizer contra el nuevo coronavirus, el magnate multimillonario, por primera vez, mencionó la posibilidad de que desde enero del 2021 haya otro partido gobernante en la Casa Blanca.

El lento escrutinio de los sufragios se debió en gran medida a la tardía llegada de los votos por correo en estados pendulares muy disputados. Luego de que anoche las cadenas CNN, NBC, ABC y CBS declararan vencedor al exvicepresidente de Obama en Arizona, esta tarde hicieron lo propio en Georgia, donde Biden se transformó en el primer candidato demócrata en imponerse en ese estado desde 1992.

Biden se quedó con los comicios tras obtener la misma cantidad de electores que concitó Trump en 2016, cuando perdió la elección popular por 3 millones de votos ante Hillary Clinton pero la superó ampliamente en electores. Trump, por su parte, se quedó este viernes con el estado de Carolina del Norte, pero ya es matemáticamente imposible que alcance los electores de su competidor. Se aguarda, entonces, que la Administración General de Servicios que comanda Emily Murphy inicie la transición del poder en los próximos días.

Pese a que en Georgia aún resta que los votos se escruten manualmente -debido a que Trump está posibilitado a pedir un recuento en los estados que posean una diferencia menor a 0,5%, y el demócrata apenas se impuso por 14.000 votos (o 0,3%)-, en caso de que el republicano diera vuelta la contienda no alcanzaría a igualar los electores de Biden, que ya comenzó a imponer su agenda como presidente electo al nombrar un equipo de expertos para lidiar con el Covid-19 a comienzos de esta semana.

Primer discurso de Trump tras su derrota

Desde los jardines de la Casa Blanca, el presidente saliente emitió una declaración para resaltar el 90% de eficacia que anunció el laboratorio Pfizer sobre su proyecto de vacuna contra el coronavirus, además de destacar la Operación Warp Speed, una multimillonaria inversión de su gestión en distintos proyectos científicos que se encuentran en la fase 3 de pruebas.

En su alocución, Trump, por primera vez, aludió a la posibilidad de que Biden lo desplace de la Presidencia desde enero próximo. “Pase lo que pase en el futuro, quién sabe qué administración será, el tiempo lo dirá“, expresó, cuando afirmaba que su administración no volvería a establecer un confinamiento general para la población ante el rebrote en distintos estados.

Además, el magnate destacó que como presidente “ha iniciado la mayor movilización en la historia, con un desarrollo y fabricación de vacunas en tiempo récord”, en tanto pronosticó que el producto de Pfizer será aprobado “en cuestión de semanas“, mientras que “bajo otro gobierno”, la validación “habría tomado cuatro o cinco años”.