Estados Unidos, el nuevo jugador en los cuadernos que promete datos a cambio de garantías

El Canciller - Comentarios

Estados Unidos suele estar al tanto de todas las grandes causas de corrupción en el mundo. En Argentina, el caso de los cuadernos de las coimas que revela una supuesta asociación ilícita de empresarios y exfuncionarios de sobornos para financiar campañas, entre otras cosas, tocó las puertas de los inversores del país norteamericano.

Según informa Marcelo Bonelli en su columna en Clarín, los banqueros internacionales tienen información privilegiada sobre la ruta del dinero y los bancos que se utilizaron para esconder los presuntos sobornos durante la gestión kirchnerista.

Sin embargo, lejos de colaborar con la causa, Bonelli advirtió que los datos confidenciales podrían darse a conocer “en caso de que la causa sea seria” y las principales investigaciones queden a cargo de la justicia argentina.

En Comodoro Py ya tomaron el mensaje que llegó desde Wall Street y buscarían acelerar la colaboración por parte del país norteamericana para avanzar con el caso que tiene en vilo al país con ex dirigentes de alto rango tras las rejas y empresarios arrepentidos.

“Estados Unidos está en condiciones de acceder a esos secretos financieros. De hecho, en el sistema bancario internacional dicen que Washington ya tiene muchos detalles de las cuentas de la corrupción K”, contó Bonelli en su columna, al tiempo que reveló que en la Casa Rosada “ya están al tanto del apoyo informal” de Estados Unidos en la causa.

El caso de los cuadernos de las coimas recién empezó y aún sacó los primeros capítulos de una serie que incluso en Netflix podría parecer exagerada. La declaración de ayer del ex subsecretario de Obras Públicas, José López, rompió con un sector que estaba blindado: los intendentes y los gobernadores.

¿Dará su aporte Estados Unidos en la causa de corrupción más grande en la historia argentina? ¿Logrará presionar Bonadio a los banqueros de Wall Street para conseguir información privielegiada? Por lo pronto, el Círculo Rojo lanzó la piedra de los conocimientos confidenciales de la Casa Blanca sobre el caso de los cuadernos. 



La misión de Macri a Nueva York

Con el argumento del golpe de los caudernos bajo el brazo para justificar la crisis, Mauricio Macri asistirá a la Asamblea General de Naciones Unidas en Estados Unidos e intentará reunirse con operadores de Wall Street

Allí, el primer mandatario buscará llevarles tranquilidad a pesar del comportamiento volátil de la economía, que ya no le permitirá al Gobierno cumplir con las exigencias del Fondo Monetario.

Macri les encomendó la tarea de sentarlo con los lobos bursátiles de Manhattan a dos de sus principales lazos con ese mundo: el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero, hombre de confianza de Luis Caputo. Otro que conoce las entrañas del monstruo y que le transmitió al presidente la preocupación de los inversores es el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.