Giudici, ex diputada nacional por el radicalismo y titular de la Fundación LED, se dedica desde su dirección -hace años- a analizar las regulaciones de los medios y a la defensa de la libertad de expresión -siempre expresó su postura contra la Ley de Medios del kirchnerismo-. Hasta hoy, era una de las siete directoras del ENACOM, en su caso como representante del Poder Ejecutivo.

Si bien el funcionario aclaró que su renuncia responde a "motivos personales” y al cansancio de haber dedicado ocho años a trabajar en la función pública, su espacio de maniobra había quedado acotado desde que el ministro de Modernización, Aníbal Ibarra, se hizo cargo del Enacom, que antes correspondía al ministerio de Defensa de Oscar Aguad.

Hay otra teoría que dicta que la intención de renunciar habría surgido hace más de un año. Sin embargo, el funcionario decidió permanecer en el cargo por pedido del propio Presidente. En este caso, el cambio entre Defensa y Modernización habría sido irrelevante.

"La relación de Miguel siempre fue buena tanto con Macri como con Ibarra, al que conoce desde la función porteña, pero con Aguad en el Ministerio tenía más margen operativo", señalaron a La Nación fuentes del organismo.

Al frente del Enacom, De Godoy encaró una gestión en donde se buscó generar diálogo con los distintos actores del sector, al tiempo que se agilizaron los trámites que habilitan a los actores a dar diversos servicios.