De los seis procesamientos que acumuló Cristina Fernández de Kirchner desde que dejó de ser presidente, cuatro ya están en etapa de juicio oral. El juez Julián Ercolini decidió que la causa "Los Sauces" (que estuvo primero en manos de Claudio Bonadio) vaya a debate público. Junto con ella irán otras 24 personas entre las que se encuentran sus hijos Máximo y Florencia, Lázaro Báez y tres de sus hijos, Cristóbal López, Fabián De Sousa, Víctor Manzanares, entre otros.

En la resolución, Ercolini repasa la acusación que hicieron contra la actual senadora los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques. "En el marco de la asociación ilícita de la que formaba parte en calidad de jefe, diseñó, ejecutó y dirigió entre los meses de enero de 2009 y marzo de 2016 un esquema de reciclaje de fondos de origen ilícito a través de Los Sauces SA por medio del cual se logró legitimar una porción de dinero de procedencia ilegítima que era canalizado por empresas del grupo Báez y del grupo Indalo a través de la actividad inmobiliaria y hotelera desplegada por la mencionada sociedad comercial", sostuvieron.

Como parte de esa imputación, relataron los bienes que se compraron a nombre de la sociedad Los Sauces (entre los que está el departamento donde actualmente vive Florencia Kirchner) y que luego se darían "en locación" a diferentes empresas (como Austral Construcciones, Valle Mitre) para que ese alquiler justificara "el flujo de fondos millonario a través del que se buscara legitimar una porción del dinero ilícito".

De acuerdo a los cálculos de la Fiscalía, la sociedad recibió, entre 2009 y marzo de 2016, unos 6.851.650 pesos por parte de empresas relacionads con Lázaro Báez y unos 18.554.725 pesos de Cristóbal López y De Sousa. "Se valió del esquema de lavado de activos conformado a través de Los Sauces SA para la aceptación disimulada de las dádivas que previamente le habían ofrecido los mencionados empresarios como consecuencia de los distintos contratos y beneficios impositivos otorgados a sus empresas", dicen sobre Cristina. Al resto de los imputados los califican como organizadores o miembros.

Jefa de una asociación ilícita, admisión de dádivas y lavado de activos son los tres delitos por los que va Cristina a juicio. El 26 de febrero del año que viene enfrentará su primer debate: la causa por la supuesta concesión de obra pública a Lázaro en Santa Cruz. Sin fecha, están también en agenda el "dólar futuro" y el "Memorándum con Irán", donde la ex presidenta tiene pendiente en el Senado de Nación el pedido de desafuero que hizo en diciembre del año pasado Claudio Bonadio.

El Tribunal Oral Federal 5 será el que tenga que ponerle fecha a este juicio. Adriana Palliotti y Daniel Obligado lo integran. Al tener una vacante, habrá que ver qué juez o jueza es seleccionado para realizar un debate de estas características: 25 imputados, seguramente muchos testigos y un caudal de trabajo más que importante.

La resolución del juez Ercolini