Según explicó el periodista Hugo Alconada Mon en el diario La Nación, el fin de la medida cautelar fue dispuesta por los magistrados Rodolfo Facio y Carlos Grecco. Los bingueros habían conseguido elevar una medida cautelar que los dejaba afuera del pago, sin embargo, los jueces determinaron que la carga adicional no era confiscatoria, por lo que deberán pagar la totalidad de este impuesto.

Los bingueros afectados podrán continuar sus reclamos en el juzgado de primera instancia. Además de a los empresarios de la Uadee, la disposición afecta al presidente de Boca, Daniel Angelici, dueño de tres bingos.

Cuando la reforma tributaria había planteado un aumento del impuesto a las ganancias del 35 al 41,5 por ciento, los bingueros elevaron una medida cautelar en la que argumentaban que la suba llevaría a todas las empresas de entretenimiento a la bancarrota. Por ese motivo, lograron esquivar el nuevo monto, sin embargo, debido a la resolución de los jueces, el 41,5% se hará efectivo.

La AFIP apeló la medida cautelar que impedía el aumento del impuesto a las ganancias y, en segunda instancia, logró revertir la decisión de la justicia e imponer el pago de 41,5%.

Si bien la Cámara convalidó el reclamo de la AFIP, remarcó algunas contradicciones. Revocó las cautelares que favorecían a los bingueros agrupados dentro de la Uadee -que alertó sobre un eventual "daño irreversible"-, y a tres empresas de Angelici: Bingo Ramallo SA, World Games SA, que controla un bingo en Pergamino e intereses en Brasil, y Desarrollos Maipú SA, con un casino en Mendoza.