Tal es el grado de alarma, que decretaron días no laborables el lunes, martes y miércoles de la Semana Santa para convertir el típico feriado de dos días en una semana entera. La medida se aplica a todos los trabajadores del sector público o que presten servicios al estado.

"Esta decisión obedece a la afectación que ha provocado el verano reciente, impactando en los niveles de las cuencas hidrográficas, y en consecuencia, la inestabilidad del sistema eléctrico nacional así como el servicio de agua potable”, escribió el vicepresidente al anunciar el decreto por Twitter. Tareck El Aissami se refiere a la sequía de las centrales hidroeléctricas que provocó la falta de lluvias durante el verano. 

Feriado por necesidad: decreta Venezuela no laborable a la Semana santa para ahorrar energía

En 2016, impulsaron una medida similar por la misma causa. Los feriados se sumarán a un plan de cortes de electricidad programados de cuatro horas diarias, que comenzaron el 15 de marzo en cinco estados donde se venían presentando apagones intempestivos.

La situación viene empeorando. Del dos al seis de febrero, varios sectores de Caracas y siete estados se quedaron sin energía. Esta situación ha afectado a centros médicos, donde al menos nueve personas murieron desde febrero al no poder tratarse complicaciones por cortes súbitos, según denuncias de familiares y líderes opositores.