El jefe de Gabinete del gobierno de Cristina Fernández de Kircher, Anibal Fernández, dialogó con el periodista Alejandro Bercovic en el programa El Lobby. El dirigente peronista criticó al gobierno de Mauricio Macri y lo acusó de dirigir los caminos de la Justicia. Además, disparó contra el diputado nacional Máximo Kircher por su silencio ante la detención del exministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

"Si fue Máximo (el que ordenó no defender a De Vido) no tiene una gota de la sangre del padre", sentenció Aníbal Fernández. Además, expandió las críticas por no respaldar a Julio De Vido hacia todo el bloque peronista. "Nadie puso la jeta, ni los dirigentes actuales del partido ni los anteriores. A los compañeros no se los dejan solos", afirmó.

Sobre el gobierno de Mauricio Macri, dijo que los funcionarios de la oposicón estaban "en manos de unos arbitrarios que están ejerciendo la justicia per se" y acusó al oficialismo de dirigir el accionar de las investigaciones judiciales. "Si no es Garavano, es cualquier otro operador, pero hablan con los jueces", comentó. Además, responsabilizó a la ministro Patricia Bullrich por distribuir las fotos y videos de Boudou descalzo y esposado.

Anibal Fernández defendió su accionar como funcionario. "Yo jamás hablé con un juez pidiendole que modificara la situación de ningún funcionario", afirmó; Y agregó: "Siendo ministro de Justicia jamás hablé con un magistrado para que acelere una causa, Garavano sí".  Por último, respaldó a Cristina Fernández.