Desde Singapur, el dirigente de Camioneros Pablo Moyano, volvió a referirse al pedido de detención del fiscal Sebastián Scalera, desestimado por el juez Luis Carzoglio, quien manifestó que fue amenazado y recibió una enorme presión mediática de los principales medios del país. "Ayer se terminó la mentira de la causa judicial mediática que armó el Gobierno", remarcó. Además, disparó algunos dardos contra el periodista Luis Majul.

Sobre el conductor de La Cornisa, el dirigente de Camioneros manifestó que Majul es "un instrumento de poder" del Gobierno que intentó "doblegar a un juez para llevar a cabo una decisión que iba a ser escandalosa". En ese marco, sostuvo que "debe ser la primera vez en la historia en la que un magistrado denuncia las persecusiones mediáticas que recibió.

"El juez reconoció el apriete que tuvo de Clarín, La Nación, Infobae, América 24, Majul, Grabia y Vilouta", siguió; en tanto que agregó: "Se terminó la mentira". Además, en un comentario confuso, criticó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, al culparlo de una campaña en redes sociales en su contra. “Los trolls, los trolos, los trolls de Peña decían que yo me había fugado a Singapur por medio a la detención (sic)”, subrayó.

Además, se refirió a algunos puntos de la causa que rige en su contra, es decir, sobre la presunta asociación ilícita que llevó adelante en el Club Independiente con el barrabrava Pablo Bebote Álvarez, tándem que se abría quedado con dinero ilícito a través de la venta de entradas y otros negocios entre la dirigencia y la barra.

En ese marco, Pablo Moyano ratificó que su única función fue llevar el club a lo más alto. Destacó que Independiente volvió a ganar títulos internacionales y que aumentó su patrimonio.