Espaldarazo estadounidense: elogia el embajador Cooney las políticas de Macri

El embajador interino de Estados Unidos brindó una conferencia de prensa en el marco de las reuniones que mantuvo el secretario de Estado, Rex Tillerson, con funcionarios argentinos.
El Canciller - Comentarios

El embajador interino de los Estados Unidos, Tom Cooney, realizó una conferencia en la que dio su evaluación de las reuniones que el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, mantuvo en su paso por la Argentina. En la misma línea que Tillerson y el mismo Donald Trump, Cooney elogió las políticas de gobierno llevadas a cabo por el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Tenemos una relación realmente excelente de socios y la estamos fortaleciendo cada vez más. Vemos a la Argentina como un modelo de la región, una democracia muy fuerte que está tomando reformas difíciles, pero importantes y necesarias, que van a hacer crecer a la economía y al comercio bilateral con Estados Unidos”, sostuvo el funcionario norteamericano.

“Vemos a la Argentina como un modelo de la región”

Para el embajador interino, la visita de Tillerson fue “excelente”. Uno de los temas en los que se hizo más hincapié en la visita de Tillerson fue la situación de Venezuela. Lejos de la molestia que generó Macri a Vladimir Putin cuando mencionó al país latinoamericano, los Estados Unidos coincidieron con la postura del mandatario argentino. “Tenemos que tomar más acción para presionar al Gobierno a volver a las vías democráticas y a sus responsabilidades bajo la Constitución venezolana”, expresó Cooney.

En materia económica, algunas de las trabas que comenzaron con la asunción de Donald Trump empezaron a desaparecer. En primer lugar, el problema de la exportación de limones fue solucionado hace algunas semanas. Sin embargo, aún continúan vigentes los conflictos con el biodiesel. “Son problemas que se deben hablar de manera madura y pragmática. Vamos a seguir seguir tratando de buscar soluciones”, remarcó.

Según anticipó el embajador, el secretario de Estado “probablemente” volverá en mayo para la cumbre de los cancilleres. Por último, resaltó los buenos términos de la relación bilateral y dijo que durante el kirchnerismo era cambiante. “Podía estar todo muy bien o muy mal”, explicó.