Escrutinio definitivo: los ocho puntos de diferencia y el crecimiento total de Macri respecto a las PASO

El Frente de Todos se impuso sobre Juntos por el Cambio por 48,24% a 48,20%. Hubo sólo 0,23% de distancia respecto al conteo provisorio.
El Canciller - Comentarios

El escrutinio definitivo de las elecciones presidenciales de la Argentina no mostró diferencias con lo anunciado el 27 de octubre, en el conteo provisorio. Alberto Fernández creció de 48,10% a 48,24%, en tanto Mauricio Macri sólo perdió 9 centésimas: pasó de 40,37% a 40,28%. Así lo consignó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en conferencia de prensa junto al secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez.

El presidente electo obtuvo 12.942.183 votos, contra los 10.865.634 que concitó el actual mandatario. La provincia de Buenos Aires fue decisiva en el conteo final. En el distrito más caudaloso del territorio nacional (37% del padrón), el candidato del Frente de Todos alcanzó el 52,25%, contra el 35,89% del oficialismo. Sin embargo, no hubo grandes diferencias con el escrutinio provisorio: Fernández subió 0,07% y Macri restó 0,04%.

En la Ciudad de Buenos Aires, la distancia respecto al resultado del 27 de octubre fue algo más marcada. Macri sumó 0,25% y alcanzó los 52,64 puntos; Fernández decreció 0,17% y finalizó con 35,46%. Este martes, Fernández había ratificado con el escrutinio definitivo su triunfo en nuevas regiones del norte del país. Tucumán, La Rioja, Chaco y Corrientes (donde gobierna el radical Gustavo Valdés) se consolidaron como tierras fecundas para el peronismo. En ninguna de las cuatro provincias hubo cambios significativos respecto al conteo provisorio.

Alberto Fernández, Axel Kicillof y Cristina Kirchner, la noche del triunfo en el búnker del Frente de Todos. Foto: Alejandro Pagni/AFP.

En Formosa, Catamarca. Jujuy, Salta y Santiago del Estero la victoria también se la quedó el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner. El norte, al igual que el territorio bonaerense, fue la clave del Frente de Todos para derrotar a Macri, que repuntó ocho puntos respecto de las PASO y además de las holgadas victorias en CABA y Córdoba, dio vuelta la elección en Mendoza, Santa Fe, Entre Ríos y San Luis.

Respecto al escrutinio provisorio, en ninguna provincia se modificó el desenlace final. El Frente de Todos aumentó su porcentaje de votos en 17 de los 24 distritos. Juntos por el Cambio lo hizo en 11 de los 24. En síntesis, Fernández creció 0,14% y Macri retrocedió 0,09%.

A comparación de los resultados divulgados dos semanas atrás, en Salta se produjo la caída más pronunciada del Gobierno y el mayor crecimiento del presidente electo. Si bien sumó casi 8.000 votos, Macri retrocedió 0,40%, mientras que Fernández creció 0,52%, producto de 19.174 sufragios nuevos.

Te recomendamos leer

El imperativo fue que, a comparación con las PASO, en todas las provincias Juntos por el Cambio incrementó sus apoyos. Los saltos más grandes fueron en Salta (+14%); Córdoba, Mendoza y La Rioja (+13%); Jujuy (+12%); San Luis (+11%); Santa Fe, Chaco y Neuquén (+10%).

En contraposición, el porcentaje de Alberto Fernández retrocedió en 17 de los 24 distritos escrutados respecto a las primarias. Creció en Buenos Aires (50,65% a 52,20%), CABA (33,04% a 35,46%), Chubut (50,98% a 52,42%), Misiones (56,10% a 57,73%), Neuquén (44,28% a 47,75%), Tierra del Fuego (55,42% a 56,93%) y en Santa Cruz (casi 13 puntos, de 46,97% a 59,77%).

El Congreso prevé convocar el próximo miércoles a la Asamblea Legislativa para que convalide el resultado, según consignó NA. Además, las autoridades del Senado planifican realizar la sesión de jura de los 24 senadores electos el jueves 28 de noviembre y en la Cámara de Diputados prevén hacer lo propio una semana después, el 4 de diciembre.

“Fue la elección más rápida, precisa, económica y transparente”

“El escrutinio definitivo plantea una coincidencia casi total con el escrutinio provisorio que estaba cerrado antes de la medianoche del 27 de octubre”, dijo en conferencia de prensa el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y agregó: “Fue claramente el escrutinio más rápido que se recuerde en la historia de la democracia”.

En este marco, detalló que se hizo lugar a todos los reclamos y pedidos por parte de los otros partidos políticos. “Fue la elección más rápida, precisa, económica y transparente de la historia de la democracia”, sostuvo Frigerio.

Frigerio se refirió también a las denuncias sobre irregularidades que realizó el Frente de Todos y dijo que el resultado del escrutinio definitivo “echa por tierras las dudas que hubo durante el proceso”. “No pido que quienes lo pusieron en dudas salgan a reconocer su error, es pedir demasiado. Pero creo que esas denuncias quedan totalmente fuera de lugar en el momento en que el escrutinio definitivo prácticamente fue casi el mismo que el provisorio”.