“Es el peronismo, Malamud”: rechaza Fernando Iglesias el café con Grabois

El Canciller - Comentarios

Como en todas las ediciones del Coloquio IDEA, algunos discursos rompen con la hegemonía empresarial que pide abaratar costos laborales y bajar impuestos y logra incomodar a la casta del poder, tanto político como económico. Uno de los protagonistas de la edición de este año fue el politólogo Andrés Malamud, que aseguró que los empresarios están cambiando por miedo a ir presos. Además, también disparó contra la clase política argentina. “El cambio cultural sería algo así como que Fernando Iglesias se tome un café con Juan Grabois“, concluyó en su discurso.

No era de esperarse que el diputado nacional Iglesias eligiera el silencio. Este domingo, a través de una columna publicada en Infobae, le respondió al politólogo investigador de la universidad de Lisboa, Portugal. “Evito discutir con Malamud por la misma razón por la cual evito entrar en polémica con académicos: nunca discuten con uno. Enseguida te encasillan en una corriente de pensamiento que les es familiar y discuten con ella, sin importar lo que uno diga”, escribió.

Lejos de aceptar la sugerencia de Malamud, el diputado aseguró que no tiene ninguna intención de sentarse a tomar un café con el dirigente social Juan Grabois, aliado desde hace algunas semanas a la expresidenta Cristina Kirchner, a quien acompañó a una de sus citas con la justicia, en Comodoro Py.

“Chile y Uruguay, nuestros vecinos con muchísimos menos recursos naturales y la misma cultura latina, herencia colonial —Martín Fierro, Cambalache y lo que quieras— viven igual o mejor que nosotros. ¿Qué nos diferencia de ellos sino una clase política inferior, impregnada por la presencia omnisciente del peronismo?”, puntualizó Iglesias.

“Los dirigentes y partidos argentinos no peronistas no son diferentes de los dirigentes y partidos uruguayos y chilenos. El problema no está ahí. Es el peronismo, Malamud”, ratificó.

En tanto, remarcó que, para él, no tiene sentido hablar con el dirigente social. “Grabois sabe que, en medio de enormes dificultades y contra la voluntad de muchos de sus votantes, este Gobierno mantiene el gasto social más alto de la Historia, tanto en porcentaje del Presupuesto como del PBI”, sostuvo; y agregó: “Grabois dice de nuestro presidente que es ‘un chupamedias de la élite de multimillonarios’. Y está bien, tiene derecho. Pero que el café con él se lo tome Malamud”.

Tómese usted el café que me aconseja, si le gusta, y cierre la grieta, si le da. Pero cuídese, no vaya a ser que termine de asesor de la ancha avenida del medio. Mientras tanto, yo seguiré pensando que la grieta se empezará a cerrar en 2019, cuando el de Cambiemos sea el primer gobierno no militar ni peronista capaz de terminar su mandato después de nueve décadas de desgracia nacional”, concluyó.