Entrega Elon Musk los primeros lanzallamas contra el apocalipsis zombie

El Canciller - Comentarios

El creador de Tesla y Space X, el multimillonario Elon Musk, organizó un evento para entregar los primeros mil lanzallamas que su empresa The Boring Company había vendido para financiar sus operaciones. Por razones legales, él prefiere llamarlo el “no-lanzallamas”.

El producto tiene una larga lista de indicaciones. “No lo usaré en una casa”, “no lo usaré contra mi esposo/a”, “no lo usaré de un modo inseguro”, “el mejor uso es crème brulee”. Por supuesto, la empresa hace firmar un acuerdo al comprador en el que se desprende de todas las consecuencias del uso del lanzallamas.

En la presentación del producto, los clientes estrenaron su compra contra un malvavisco. En un golpe digno de una película de ciencia ficción atenta a un apocalipsis, Musk, a través de su empresa The Boring Company, facturó millones en la preventa de un arma que es promocionada como un juguete y comercializada a precio de tal. 500 dólares la unidad y envíos a todo el mundo sirvieron como estimulante para que solo queden mil disponibles.

“Cuando llegue el apocalipsis zombie, estarás contento de haberte comprado un lanzallamas“, animaba el CEO de esta compañía dedicada a la construcción de tuneles, pero que todavía no construyó ninguno. Es más, se sostiene vendiendo gorras de la marca y lanzallamas.