Ensaya el peronismo su unidad en el Consejo de la Magistratura y le acierta un golpe a Cambiemos

El Canciller - Comentarios

A poco de que venza el plazo para presentar a los nuevos representantes del Consejo de la Magistratura, en la Cámara de Diputados surgió una sorpresiva asociación entre el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y parte del Peronismo Federal, espacios enfrentados en lo electoral, pero con un objetivo común: arretabarle un lugar a Cambiemos en ese cuerpo.

Las tres fuerzas presentarán ante el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, 131 firmas para quedarse con la representación por la mayoría en el Consejo de la Magistratura, con Eduardo “Wado” De Pedro y Graciela Camaño como titulares y Vanesa Siley y Martín Llaryora como suplentes.

Actualmente, ocupan esos puestos Pablo Tonelli (PRO), Mario Negri (UCR) y Rodolfo Tahilade (FPV).

El pacto no había sido bien recibido en el interbloque Argentina Federal, abiertamente opositor al kirchnerismo. Sin embargo, para no bloquear la jugada, el presidente de ese bloque, el salteño Pablo Kosiner, dejó la adhesión al acuerdo en manos de su vice, Sergio Ziliotto. Al final, hasta Juan Schiaretti se sumó al acuerdo y puso a su delfín, Llaryora, como suplente.

El reglamento dice que los tres asientos de Diputados en el Consejo serán ocupados dos por la “mayoría” y uno por la “primera minoría”. Si bien Cambiemos tiene el bloque más numeroso, la oposición intentará hacer valer el criterio de la “mayoría”, ya que si se agrupa tendrá más legisladores.

La movida tomó forma a espaldas del presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, quien ya homologó la designación de los representes del cuerpo.

La oposición cuenta con dos antecedentes que la favorecen. El primero es de 2015, cuando Cambiemos puso a Tonelli y le quitó una silla al kirchnerismo, en el marco de un acuerdo con otros espacios de la oposición, lo mismo que ahora plantean el FPV y el FR.

El otro caso es de este jueves, cuando el oficialismo de la Cámara Alta aceptó el acuerdo que hizo el bloque Justicialista de Miguel Ángel Pichetto con otras bancadas para declararse mayoría y ocupar dos espacios.

Ese criterio aceptado en el Senado favorece a que la oposición le quite un asiento en Diputados. Pichetto y Ada Itúrrez irán por la mayoría, mientras que Cambiemos enviará como representante a la riojana Olga Inés Brizuela y Doria.