Enfurecen las críticas del presidente de la UCR porteña a Angelici, que amenaza con desbancarlo

El Canciller - Comentarios

El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, se hartó de las críticas del presidente de la UCR porteña, Guillermo de Maya, y salió con los tapones de punta: aseguró que le gustaría reemplazarlo cuando termine su mandato al frente del club en 2019.

“Si en 2019, cuando termino en Boca, hay un consenso, asumiría el desafío de aportar a mi partido”, le confió Angelici al diario La Nación, donde además confesó su admiración por Enrique Coti Nosiglia, histórico dirigente y operador radical.

Angelici: “Si en 2019, cuando termino en Boca, hay un consenso, asumiría el desafío de aportar a mi partido”.

El presidente de Boca conoció a Nosiglia en 1982, cuando ambos formaron parte de la Coordinadora radical y, según confesó, le dio “muchas oportunidades”. Sin embargo, el vínculo entre ambos estuvo siempre bajo la lupa de Elisa Carrió, que en varias oportunidades señaló a Angelici como uno de los operadores judiciales del macrismo.

En los últimos días, en especial tras la decisión de Mauricio Macri de modificar los objetivos de las Fuerzas Armadas, De Maya se despachó con fuertes críticas al Gobierno nacional, que ya había manifestado en otras oportunidades.

Eso, más su decisión de iluminar de verde los comités porteños, encendió algunas alarmas en el macrismo porteño. “Se pasa de progre”, confió un funcionario a ElCanciller.

El jueves, De Maya estuvo presente en el acto en el que Cambiemos se presentó oficialmente como alianza en la Ciudad y aprovechó para reafirmar el rol que pretende cumplir el radicalismo, encarnado hoy en la figura de Martín Lousteau: “Vamos a poder hacer un Cambiemos mejor”.