Encuestas en CABA: cuánto miden los candidatos porteños para las PASO

El Frente de Todos aspira a una mejor elección que en 2017 pero prevé un número más bajo que en 2019. El desafío de Vidal de cara a las generales y el efecto Milei.
El Canciller - Comentarios

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se llevarán a cabo el 12 de septiembre próximo tienen un escenario distinto al de 2017. Con un Martín Lousteau dentro de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta busca consolidar su hegemonía en la Ciudad de Buenos Aires de cara a su proyecto presidencial de 2023. Su candidata, María Eugenia Vidal, lidera las encuestas con margen claro respecto del frentetodista Leandro Santoro en las mediciones individuales, pero con una diferencia que se amplía de forma más notoria con la suma del resto de los precandidatos de su interna.

El común de las encuestadoras muestran a la ex gobernadora bonaerense con una intención de entre 30% y 35% en territorio porteño. Santoro secunda en todas. Estudios como el de Rouvier & Asociados apuestan a una brecha cercana de 6 puntos –entre 29,7% y 23,6%–, mientras que otras, como CB Consultora, miden hasta 12 puntos entre ambos candidatos –34,5% y 22,5%–. Los números, como siempre, son dispares. Management & Fit incluso anticipa una PASO reñida con un 29% para Vidal y tan solo dos puntos menos para el legislador porteño del FdT.

Cuando se trata de espacios en general, la distancia se amplía por la sumatoria de los exministros Ricardo López Murphy –con cifras entre 8,5% y 11%– y Adolfo Rubinstein, del radicalismo –entre 2,6% a 5%–. Así, JxC va desde números como 41% (Proyección Consultores o Giacobbe & Asociados), hasta 49% (CB Consultora), o incluso, 51% (según Poliarquía o CEOP Latam).

De cualquier forma, todas de las encuestas posicionan a Santoro por encima de los resultados del peronismo en 2017, donde obtuvo poco más del 20%; aunque lejos de lo conseguido en las últimas elecciones, con Matías Lammens (35%).

El efecto Milei y el desafío de Vidal

Todas las consultoras coinciden en que la tercera fuerza en la ciudad es representada por el libertario Javier Milei. Frente a mediciones de entre 6 y 8 puntos porcentuales por parte del líder de Avanza La Libertad, el PRO parece haber acertado en incorporar a otro liberal -López Murphy– a su interna para evitar que parte de su electorado se fugara. “López Murphy es quien le pone un freno a la proyección de Milei”, sintetiza Cristian Buttié, de CB Consultora, en declaraciones para El Canciller.

Este juego en la intención de voto de Milei y la de López Murphy son un desafío tácito para la exgobernadora bonaerense camino a las elecciones generales. Parte de la ciudadanía que votará a JxC por la alternativa de “el Bulldog” no ve con malos ojos la opción del anarcocapitalista. “Hay que ver si Vidal podrá retener todos los votos de López Murphy en las generales. Para mí, una porción se va a ir hacia Milei”, explica Buttié.

Por su parte, la Izquierda –que mide entre 2% y 6% según la encuesta– también pone el foco en el nuevo fenómeno de la “rebeldía por derecha”. De esta manera, Buttié afirma: “El voto de Milei es un voto joven que históricamente siempre fue para el lado de la izquierda y que ahora encuentra un nuevo canal de rebeldía. Milei y la izquierda se disputan ese voto rebelde, desde distintos lugares”.