En medio del escándalo, aparece Bacigalupo, el confidente de Centeno que entregó los cuadernos

El Canciller - Comentarios

Después de horas de incertidumbre sobre cómo llegaron los cuadernos a las manos del periodista de La Nación Diego Cabot y por qué los mismos, si bien estaban fotografiados, sólo forman parte de la investigación en fotocopias, apareció el hombre que entregó los cuadernos al diario.

Se trata de Jorge Bacigalupo, un sargento retirado de 73 años que conoció a Oscar Centeno, el autor de los cuadernos, en 1997 cuando era remisero. Según detalló en una entrevista con La Nación, el exchofer le pidió que le guardara una caja que contenía los cuadernos, pero se la volvió a pedir cuando salió de prisión Roberto Baratta, número dos de Julio de Vido en la cartera de Planificación Federal kirchnerista.

La relación con Centeno


“Soy Jorge Bacigalupo, argentino, 73 años, sargento retirado de la Policía Federal Argentina. Trabajé como remisero desde el año 98 hasta el 2007, anteriormente tuve taxi y como remisero en el año 97 conocí a Oscar Centeno, quien hoy está detenido por el caso de los cuadernos de las coimas”

“Centeno no es mal tipo. Me puso bien que haya aceptado colaborar con la Justicia”.

“A partir de 2003, cuando Kirchner asumió como Presidente. Y nos seguimos viendo como amigos: él venía a casa, yo iba a la de él, no con suma frecuencia pero como una amistad común”

Cómo obtuvo los cuadernos


“Un día me trae una caja cerrada y me dijo: por favor, guardame esto. Yo le pregunté: ‘¿qué hay acá adentro?’. Y me dijo que eran anotaciones de él de su trabajo en el Ministerio con Baratta”.

“Centeno me dio la caja por confianza”

“Cuando Baratta sale de su detención, Centeno me empezó a pedir los cuadernos”

“Le sugerí que se presentase a la justicia con los cuadernos”

Otras declaraciones


“[Centeno] Tenía una serie de dudas que a mí no me cerraron. Entonces pensé: ‘este muchacho está identificado ideológicamente con la gente con la cual trabaja

“Centeno no me cierra como una persona que quisiera extorsionar a nadie”

“Todo lo que cuento lo declaré en la Justicia. Si no tomamos este tipo de riesgos, las cosas van a ir cada vez peor”