En medio de la polémica por el aborto, juega el Papa una carta de otro partido y banca a Moyano

El Canciller - Comentarios

El Papa Francisco se metió de lleno en la guerra que mantiene el Gobierno contra sectores del sindicalismo y las consecuencias judiciales que asoman desde Comodoro Py. A través del ex legislador y nexo entre el Vaticano y Buenos Aires, Gustavo Vera, le envió dos camisetas bendecidas del sindicato de Camioneros. “Tengo muy buena relación con el Papa, hablé con él de los problemas de los trabajadores y de la última movilización.”, detalló el hijo de Hugo.

Resulta que Vera estuvo en estos días por Roma en un coloquio sobre trata y se entrevistó a solas con Francisco, con quien mantiene una estrecha relación histórica. Allí el titular de la Alameda aprovechó para pedirle que firme las camisetas. El hecho trasciende lo simbólico: Francisco envió un mensaje de apoyo mientras el Gobierno agita pragmáticamente la bandera del aborto y la equidad de género.

“#BrotesVerdes son las camisetas bendecidas y firmadas por el Papa Francisco que hoy le entregue a Pablo Moyano”, tuiteó en chicana directa al Gobierno Vera. Como si fuese un mensaje cifrado cuyo destinatario es el el mismísimo presidente Mauricio Macri, Moyano dijo en diálogo con Radio Rivadavia que “Francisco está al tanto de todo lo que ocurre en el país”.

El secretario adjunto de Camioneros dijo además: “Si tenemos que terminar presos por pelear contra un modelo económico y defender a los trabajadores, iremos presos”.

Plan de lucha

Ayer Moyano hijo se reunió en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) con Eduardo López (UTE), Vanesa Siley (Sitraju CABA), Roberto Pianelli (Agttsyp), Alejandra López (Sadop Capital), Rafael Klejzer (CTEP Capital), Alejandro Gianni y Rodrigo Segovia (CTA de Todos). Allí definió, luego de romper con la CGT y de acercarse -cada ves más- al kirchnerismo, una nueva movilización contra el Gobierno. Ya habían insinuado eso en el acto del 21-F. Se prevé que se realice en abril.